La guerra sucia tiene nombres

Tuxpan, Ver.- En su afán por continuar con la campaña de difamación contra la primera autoridad del municipio, regidores, ex empleados y varios particulares, cometieron delitos informáticos, que se castigan hasta con 2 años de prisión según el artículo 181 del Código Penal, para el estado de Veracruz.

Escudándose en el supuesto anonimato que ofrecen las redes sociales, el grupo antagónico en el seno del cabildo volvió a hacer uso de tácticas de lodo, que atentan contra la dignidad de cualquier persona. Entre la difamación y la crítica, hay una gran distancia, por ello ya hay muestras de repudio.

En forma recurrente, se ha injuriado al presidente y a otros servidores públicos, pero, la situación ya alcanzó la ilegalidad, por lo que los afectados podrían hacer uso de su derecho de solicitar el ejercicio de la acción penal contra quienes resulten responsables.

Al meno 12 personas están plenamente identificadas como integrantes del primer círculo del grupo responsable de los ataques en redes sociales. A estos se les suman exempleados, familiares de regidores y políticos que intentan sacar provecho del conflicto.

En esta disputa el único perjudicado es el municipio, que de paso ya perdió la oportunidad de ampliar su presupuesto el próximo año, porque no se aprobó en tiempo y forma la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos.

Todo debate responsable y maduro enriquece la vida democrática, pero, la injuria y la guerra sucia solo denigra a quien la práctica.

Comments

comments