La diosa ixtab y el divino acto del suicidio para los mayas | La Opinión de Poza Rica

La diosa ixtab y el divino acto del suicidio para los mayas

Al contrario de las religiones abrahámicas, es decir el judaísmo, cristianismo e islam, el suicidio para los mayas era visto como un acto divino, se le consideraba como una manera extremadamente honorable de morir, a un nivel similar al de las víctimas humanas de sacrificios, guerreros caídos en batalla o mujeres muertas de parto.

Ixtab era la diosa del suicidio, más conocida como “la de la cuerda” y era esposa del dios de la muerte, Chamer, en la mitología maya, esta diosa también era la divinidad de la horca y era comúnmente representada como una mujer con los ojos cerrados colgada del cuello por medio de una soga que iba desde el cielo, a veces era representada haciendo la misma acción pero en forma de cadáver.

Su papel de Ixtab como divinidad era el de proteger a los suicidas, acompañándolos y guiándolos a un paraíso especial; a este papel que desempeñaba la diosa se le llama “psicopompo” o guía de almas.

Existe un mito que envuelve a la misteriosa diosa Ixtab, quien en un principio se le estaba destinado ser la diosa de la luna; este mito cuenta que en una época en que los dioses eran aún mortales el amor de su hermana de Ixtab (la que se llamaba Ixchel) era disputado por varios pretendientes en especial por dos varones, uno de ellos era Itzamná (al cual Ixchel amaba) pero que lamentablemente murió luchando por ella, posteriormente Ixchel se suicida para estar junto al alma de su amado, es por esto que Ixtab maldice al hombre que mató a Itzamná y lo culpa de la muerte de su hermana, es justo en ese momento en que Ixtab, para la mitología maya, se convierte en la diosa del suicidio, su hermana Ixchel en la diosa de la luna e Itzamná en el dios del sol.

Ixtab alentaba a los mayas al suicidio bajo la ideología de “la muerte total del ego” o “la muerte del yo”, para la sociedad maya la divina diosa llama a la reflexión y al arrepentimiento de sus errores y así obtener una nueva vida y para esto era necesaria la purificación, sacrificar sus pasiones, deseos, emociones y todo tipo de maldad, solo así podrían obtener los frutos del Árbol de la Vida, los frutos de éste árbol confieren inmortalidad.

Comments

comments