La caída del imperio Inca

Se conoce con el nombre de la Civilización Inca, a la cultura Quechua que se desarrolló en los Andes Peruanos en los años 1430 D.C. y duró hasta 1532 D.C. Los orígenes de esta civilización se pierden en el mito y la leyenda que tuvieron como núcleo de actividades religiosas y ceremoniales, la ciudad del Cusco considerada como “El Ombligo del Mundo”.

La civilización Inca ha dejado una rica herencia; alimentos como: las papas, el maíz y la quinua y una increíble red de senderos pavimentados marcados por magníficas ruinas. El Quechua, la lengua oficial de los Incas, es aún hablada por 10 millones de personas en la actualidad. Las personas Andinas mantienen elementos de la religión Inca, como hacer ofrendas a los Apus, a los espíritus de las montañas sagradas. Los Incas desarrollaron una gran actividad cultural, arquitectónica, agrícola y expansionista.

Es así que sus técnicas de trabajo junto a su tecnología dieron como resultado extraordinarios textiles, trabajos en orfebrería y cerámica tanto utilitaria como ceremonial, que duran hasta nuestros días. Trabajaron el oro, la plata, y las piedras preciosas legándonos trabajos dignos de ser admirados en la actualidad.

TÚÚL

Comments

comments