Kelly recibe promoción, lo trae en la sangre

Los Broncos de Denver continúan con sus movimientos de pasador, y designaron al quarterback Chad Kelly como el número dos en el equipo, sólo por detrás de Case Keenum y bajando a tercer lugar a Paxton Lynch.

No voy a decir que ésta es una decisión permanente, pero tampoco diré que vamos en esa dirección”, aseguró el gerente general del equipo, John Elway.

Kelly, sobrino del exquarterback de Búfalo, Jim Kelly, brilló en el primer partido de la pretemporada de los Broncos, luego de perderse todo 2017 por una cirugía de muñeca.

l jugador de segundo año que fue Mr. Irrelevante en el draft colegial de 2017 (al ser la última selección global), demostró que posee un gran equilibrio y disposición para lanzar los pases correctos.

Kelly superó a Lynch a pasos agigantados, pero desde la perspectiva de Elway, aún hay dudas de que pueda ser el suplente oficial.

Debemos tener la confianza de que de que pueda ser el suplente que nos lleve a ganar partidos”, dijo Elway. “Por eso estamos aún en el proceso de de saber si lo dejamos detrás de Case”.

Pocos jugadores han sido tan importantes en la historia de una franquicia como Joe Greene lo fue para los Acereros de Pittsburgh.

Greene fue la primera selección a la llegada del head coach Chick Noll al equipo en 1969, y a su alrededor el entrenador armó un equipo que le dio la vuelta a una franquicia tradicionalmente perdedora en una de las dinastías más importantes de la NFL.

La llegada de Greene al equipo fue sorpresiva, nadie sabía de su existencia a pesar de los años exitosos con la pequeña Universidad de North Texas State.

Tras la contratación de Greene, Noll construyó a una defensa de época, la Cortina de Acero con Greene, Ernie Holmes, L.C. Greenwood y Dwight White como linieros frontales.

Detrás de ellos existía un muro conformado por Jack Ham, Jack Lambert y Andy Russell en los linebackers. El aparato se completaba con Mike Wagner y Mel Blount para meter a esa defensa de la década de los 70 en la mejor en la historia de la Liga.

Aunque muchos consideran al pasador Terry Bradshaw el hombre clave en el equipo, fue Greene con el que le dio un giro a la franquicia.

Ese equipo ganó cuatro Super Bowls, mientras Greene acudió a 10 Pro Bowls, fue dos veces el Defensivo del Año y se ganó su lugar en el Salón de la Fama del futbol americano profesional en 1987.

ADRENALINA

Comments

comments