James Franco, multifacético que nos derrite con su sonrisa | La Opinión de Poza Rica