Investigan obras de 200 mdp

Tuxpan, Ver.- La compañía tuxpeña constructora Triturados Santa Clara será requerida en una investigación que se sigue contra Javier Duarte de Ochoa, por el desvió de alrededor de 200 millones de pesos, de recursos estatales y del Fideicomiso del Impuesto del 2% Sobre la Nómina. Dos de las obras que están bajo la lupa son el Libramiento Adolfo López Mateos y la reconstrucción de la carretera Tuxpan-Tamiahua.

En marzo del 2013, Duarte de Ochoa y Alberto Silva Ramos dieron el banderazo de inicio del Libramiento Adolfo López Mateos, con una inversión de 100 millones de pesos y con un plazo de ejecución de 150 días. La obra sería financiada con recursos de Fideicomiso del Impuesto del 2% Sobre la Nómina y se asignó a la compañía Triturados Santa Clara.

El proyecto consideraba un bulevar de 4 carriles, de concreto hidráulico, con una longitud de 4.3 kilómetros. Aún cuando los 100 millones de pesos ya estaban etiquetados, solo se construyó un pequeño tramo y el proyecto quedó abandonado por falta de recursos.

El titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, Julén Rementería del Puerto verificó personalmente el estado de la obra iniciada en 2013 y declaró que la SIOP no tiene ningún proyecto de ejecución. Ahora, se pretende saber donde quedaron los 100 millones de pesos que se habían destinado a este bulevar.

La segunda obra que está siendo investigada es la “Reconstrucción de la Carretera Tuxpan-Tamiahua, con Concreto Hidráulico, del Km 2+500 al Km 24 +400”. Mediante licitación pública nacional LO-930007995-N310-2013, el Gobierno del Estado adjudicó esta obra de más de 22 kilómetros a Triturados Santa Clara, que presentó una propuesta de 77.9 millones de pesos.

Al igual que en el Libramiento, solo se construyó un tramo y después la compañía retiró su maquinaria. Sobre el destino final del presupuesto autorizado por la SIOP, nada se sabe.

Otra de las obras que también se asignó a Triturados Santa Clara, fue la “Construcción del Bulevar Las Américas” y la segunda etapa del mismo, con una inversión de alrededor de 20 millones de pesos, del Fideicomiso del Impuesto del 2% Sobre la Nómina.

Esta vialidad si se hizo, pero no se pagó en su totalidad y la constructora está reclamando el pago de 2.8 millones de pesos, por concepto de alumbrado público. El adeudo es de mayo del 2013.

Estas prometieron ser las obras más grandes de Tuxpan, durante el sexenio de Duarte, pero no se terminaron y el dinero sigue perdido.

Comments

comments