Investigan móvil de toma de rehenes en supermercado de EU

La policía trataba el domingo de determinar las razones por las que unhombre en Los Ángeles baleó a su abuelahirió a otra mujer y estrelló su auto antes de entrar corriendo a un supermercado y tomar como rehenes a docenas de personas.

Una mujer murió a tiros cuando el sospechoso entró corriendo el sábado al supermercado Trader Joe’s en el vecindario de Silver Lake, en Los Ángeles, pero ningún rehén resultó herido de gravedad.

El atacante se esposó a sí mismo y se entregó unas tres horas después, dijo la policía.

La abuela del sospechoso fue hospitalizada el domingo y estaba en condición crítica.

Un sinnúmero de policías fuertemente armados acordonó el área.

El sospechoso disparó siete veces contra su abuela e hirió a otra mujer, a quien obligó a entrar a un auto, dijeron las autoridades.

La policía rastreo el auto, lo persiguió y disparó contra el atacante, quien respondió al fuego y chocó el vehículo contra un poste afuera del supermercado y corrió hacia adentro, agregaron las autoridades.

Clientes y trabajadores asustados se agacharon mientras la policía disparó contra el atacante. Las balas rompieron las ventanas de la tienda.

Algunas personas dentro del supermercado salieron por las ventanas, y otros se encerraron dentro de espacios con cerrojo.

Policías, bomberos y 18 ambulancias llegaron al lugar y se prepararon en caso de que hubiera muchos heridos.

Policías fuertemente armados con uniforme antimotines se apostaron al costado de la tienda y usaron espejos para mirar hacia el interior del negocio, mientras policías expertos en casos de rehenes trataban de convencer al sospechoso de que dejara en libertad a los 40 o 50 rehenes y se rindiera.

A eso de las 6:30 de la tarde, el atacante aceptó esposarse a sí mismo y salir por la puerta de enfrente, rodeado de cuatro de sus rehenes. El sospechoso no identificado fue arrestado de inmediato.

El jefe de la policía de Los Ángeles Michel Moore dijo que el sospechoso baleó a su abuela y a otra mujer a eso de la 1:30 de la tarde en una casa del área sur de Los Ángeles y luego obligó a la mujer a meterse al auto de su abuela. La mujer fue rozada por una bala.

Moore dijo que el sospechoso hizo “una serie de demandas” mientras mantuvo a los rehenes.

EXCELSIOR

 

Comments

comments