Inspiradora historia de Julio Urías – La Opinión de Poza Rica

Inspiradora historia de Julio Urías

El camino del lanzador mexicano Julio Urías hasta las Grandes Ligas no fue fácil, ya que se sometió a tres cirugías en el ojo durante su juventud para extirpar una masa benigna, y además sufrió una lesión en el hombro izquierdo que lo dejó fuera del beisbol más de un año.

Urías nació el 12 de agosto de 1996 en Culiacán, Sinaloa, y desde pequeño, impulsado por su padre Carlos, mostró gusto por el rey de los deportes. El problema en su ojo izquierdo que lo afectó desde niño no fue un impedimento para destacar en los diamantes.

Vistió la franela de México antes de ser contratado por los Diablos Rojos del México en el 2011. A los 14 años conoció al scout de Los Angeles Dodgers, Mike Brito, quien lo estuvo observando y cuando cumplió 16 firmó con la novena angelina.

El 25 de mayo de 2013 debutó en las Ligas Menores para los Great Lakes Loons en la Liga del Medio Oeste como el jugador más joven de la liga, ponchando a seis bateadores en tres entradas. Un año más tarde fue seleccionado para el Juego de Futuras Estrellas, y para el 2015 recibió una invitación para estar en la pretemporada de los Dodgers.

Luego de los entrenamientos de primavera de Grandes Ligas, el sinaloense debutó con los Tulsa Drillers de la Liga de Texas para iniciar la temporada 2015, ese año fue nombrado como el octavo mejor prospecto de la MLB, pero no todo fue miel sobre ojuelas, ya que tuvo que volver a visitar el quirófano para una nueva cirugía en su ojo.

El 27 de mayo de 2016 cumplió su sueño de jugar en las Grandes Ligas con los Dodgers ante los New York Mets, y con 19 años se convirtió en el más joven de debutar desde que lo hizo Félix Hernández en el 2005.

También fue el más joven con los Dodgers desde 1943, cuando Rex Barney lo hizo con 18 años. A los 20 años, se convirtió en el serpentinero más joven de la novena de Los Ángeles en lanzar en la postemporada.

Desafurtunadamente tuvo que vivir otro mal capítulo en su vida, ya que en el 2017 mientras lanzaba en las Ligas Menores sufrió una lesión en el hombro izquierdo, la cual requirió operación y su rehabilitación tardó más de un año.

“Mientras más difícil sea tu camino, Dios multiplicará tus fuerzas y sabrán mejor las victorias”, escribió en ese entonces Julio Urías en redes sociales.

El 15 de septiembre de 2018 regresó a los montículos, registrando buenas salidas el resto de la campaña por lo que fue incluido en el roster de la postemporada, y mientras disputaba los playoffs falleció su abuelita. A pesar de ello subió a la lomita el 20 de octubre y ayudó a los Dodgers a obtener el campeonato de la Liga Nacional.

Disputó su primera Serie Mundial el 23 de octubre de 2018, siendo el más joven en hacerlo desde que su compatriota Fernando Valenzuela lo logró en 1981.

En la presente temporada continuaron los problemas para el joven pitcher, quien fue acusado de violencia domestica y recibió una suspensión de 20 partidos por las Grandes Ligas.

 

Crédito: tudn.mx

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

Comments

comments