Inflan costo de la obra pública

El alcalde Marcos Romero Sánchez, en complicidad con su sobrino y asesor Mariano Romero González y el director de Obras Públicas, Raúl González Torres, inflan de manera estratosférica el costo de la obra pública, para agenciarse de manera ilícita millones de pesos.

Como muestra basta un botón, un comedor escolar que recién entregaron en la escuela primaria “Rodolfo Curti”, tasaron su costo en 291 mil 650 pesos con 84 centavos, cuando su valor es mucho menos, por lo que un escandaloso fraude salta a la vista.

Se trata de un comedor escolar que tiene un techado de lámina roja acanalada, los muros son rústicos, los mesabancos igual y una pequeña cocina que no tiene nada de equipamiento.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *