Infectados por mal de chagas

Tuxpan, Ver.- Algunas personas mueren en forma súbita de paro cardiaco, pero casi nadie sabe que muchos padecimientos del corazón se originaron con la picadura de una chinche y la transmisión de un parásito. Se trata del mal de chagas, enfermedad grave, que puede ser tratada si se detecta a tiempo.

La existencia del vector llamado chinche besucona, que transmite el mal de chagas, ha encendido las alertas del Sector Salud y ya se realizan tareas de detección en las colonias. Este insecto suele morder cerca de los labios de las personas, generalmente en las noches, cuando duerme. A través de este contacto infecta con el parásito Trypanosoma cruzi.

El coordinador del programa de Enfermedades Transmitidas por Vector, de la Jurisdicción Sanitaria número dos, Manuel Flores García, confirmó que hay personas que están recibiendo tratamiento, que se otorga de manera gratuita por las autoridades de salud.

Hace algunos años, este padecimiento se consideraba olvidado, porque se conocía muy poco del mismo, pero, el aumento de personas infectadas por el parásito, ha provocado que se establezcan acciones para hacer la búsqueda intencionada de pacientes, tratarlos pero sobre todo, promocionar la prevención de la misma.

Aunque anteriormente se manejaba que era una enfermedad privativa de la zona rural, actualmente, en el área urbana, también hay presencia de la chinche, que gusta de alimentarse de las porciones más delicadas de la piel.

En la fase aguda, hay casos en los que se presenta el signo de hinchazón en los párpados superior e inferior de un solo ojo, donde picó el vector y eso permite iniciar un tratamiento. En otras ocasiones hay fiebre, náuseas y dolor muscular.

Aseveró que en la mayoría de los casos no hay síntomas y el parásito se instala en el corazón, el esófago, el colon o en otro tejido y evoluciona durante 20 o 30 años, a la fase crítica, provocando un infarto súbito o daños irreversibles a los órganos afectados.

Comments

comments