Indolencia de Marcos Romero

La indolencia del alcalde Marcos Romero no tiene precio. Sus ocurrencias ponen en riesgo el Mural Homenaje a la Cultura Totonaca, donde recientemente se invirtieron más de 2 millones de pesos en su restauración.

Resulta que ayer viernes el alcalde Marcos Romero programó un bailongo popular en la explanada del mural, donde a temprana hora llegaron trabajadores de una empresa particular para colocar el entarimado para los grupos musicales.

Sin importarles las consecuencias, para erigir los mástiles del escenario colocaron amarras en la luminaria LED del mural, que tuvo un costo superior a los 200 mil pesos.

Comments

comments