Incumple la SCT en Papantla

Ejidatarios de la localidad El Palmar demandan que la Secretaría de Comunicación y Transportes cumpla con la reparación de los daños que la construcción de la autopista Cardel – Poza Rica dejó.

Este viernes se tenía contemplada una reunión, pero de último momento fue cancelada.
Accesos a parcelas, puentes vados, rampas que permiten el tránsito de vehículos a la comunidad y cuerpos de agua de los que se abastecían las familias, fueron afectados por la obra y pese a que hubo compromiso de resarcir los daños, la dependencia federal no ha cumplido, afectando a quienes viven de las cosechas de sus parcelas.

::: Quedaron incomunicados :::
Don Antonio Xochihua García, tiene 75 años de edad, es ejidatario y asegura que cuando se inició la obra, le prometieron la construcción de un puente para que pudiera seguir sacando sus cosechas, ya que el camino que por décadas utilizó, quedó borrado por las máquinas que abrieron paso a la nueva vía de comunicación y ahora lleva más de tres años sin poder cosechar.
“No puedo pasar a cortar, no tengo salida, yo pedía que me dejara un acceso para que los camiones de carga pudieran entrar como antes a sacar mis cosechas, pero ahora tengo que sacar en burro la producción, ya no puedo vender, sólo estoy sacando lo que puedo para que no se eche a perder, mientras me cumplen con la promesa del acceso”, señaló el afectado.

::: Pagaron lo que quisieron :::
Xochihua García tuvo que derribar más de 600 árboles de naranja, además de aguacate, pimienta, chijol, cedro e incluso palmeras de coco, en los más de 12 mil metros que la construcción de la autopista requirió. “La empresa pagó ínfimas cantidades como indemnización, por ejemplo, una mata de pimienta me da 100 kilos, su costo es de $16 pesos, pero me la pagaron a $1500, lo que no es ni un año de cosecha”, señaló el entrevistado.
Explica que, aunque trató de negociar con los representantes de la empresa encargada de la autopista, estos advirtieron que no se pagaría un peso más y que en caso de que no aceptara el pago, se haría uso del derecho de vía y pasarían por su terreno, aún sin su consentimiento, por lo que se vio orillado a aceptar.
Felipe Olarte García, otro de los afectados, lamentó que no se haya cumplido el acuerdo de abrir vías de acceso a las parcelas. “Es vital para nosotros, para poder sacar nuestros productos; ahorita me traen con puras largas, diciendo que ya mero, que en una semana y de plano ahora dicen que a lo último lo harán, pero eso nos afecta”, afirmó.
“Hemos sabido esperar, hemos tenido paciencia, por eso nos tienen y nos hacen como quieren, nos dan puras largas, pero no nos cansamos, queremos que se cumplan los acuerdos, hoy es muestra de ello, quedamos de vernos a las 15:00 horas y nunca llegaron, cancelaron la reunión sin avisar”, lamentó el ejidatario.

::: Cuantiosas pérdidas :::
Olarte García dijo que la falta de acceso les provoca pérdidas, en su caso, cosecha alrededor de 25 toneladas, que se traduce en afectaciones de hasta 40 mil pesos. “Sacar mi producto por una vía alterna, rodeando el terreno hasta llegar a una zona donde se puede salir caminando, sería como regalar mi cosecha, ya que en lugar de que paguen la tonelada en $1600 pesos, me descontarían al menos $450 pesos”, lamentó.
“Pega directamente a mi bolsillo, por eso me urge tener un acceso, ya me afectaron, ya lo que me quitaron pues ya, porque ellos van a decir, ya le pagamos al señor, ya firmó, es la verdad, de eso ya no pido nada, sólo quiero mi acceso para poder seguir viviendo de lo que mis tierras producen”, señaló.

::: Promesas incumplidas :::
El agente municipal de Palmar, Simeón Santiago Olmedo, lamentó que la empresa constructora de la obra, Mota – Engil, los haya engañado, ya que cuando se inició la construcción, se comprometieron a hacer una rampa nueva, a cambio de que se permitiera el paso de unidades pesadas y maquinaria.
A consecuencia de la constante circulación de dichas unidades, la rampa que da acceso a la comunidad quedó fracturada, por lo que sus pobladores temen que con la temporada de lluvias ésta quede desecha y les impida poder circular a los vehículos del transporte público.

 

::: Actuaron con dolo :::
Por su parte Jorge Luis Duque Sánchez, quien es abogado y representante legal de los afectados, expuso que representantes de la empresa abusaron de la buena fe de los afectados. “Hubo mucha presión, los llenaron de promesas que no se cumplieron y lo único que han obtenido como resultado de la construcción de la autopista son perjuicios”.
Duque Sánchez lamentó que a pesar de que se dieron a la tarea de acudir a las oficinas de la empresa, ubicadas en la colonia Polanco de la Ciudad de México, nada pudieron resolver. “Ahora sabemos que la empresa tiene casos similares en otras localidades del país, donde tampoco han podido remediar, por lo que ahora se buscarán acciones jurídicas para lograr soluciones para los afectados”, señaló.

 

Comments

comments