Incendio desata lluvia de ceniza

Los incendios de pastizales ocurridos en las últimas 72 horas, han deteriorado la calidad del aire y han provocado lluvia de ceniza en varios sectores de la ciudad. A lo anterior se suma la arena que arrastran los fuertes vientos hacia zonas densamente pobladas.

El último incendio se presentó al sur de la zona portuaria y los vientos del sureste arrastraron el hollín sobre la ciudad. Al atardecer, se podía ver la enorme columbra gris que se transformó en color rojiza al filtrarse sobre ella los últimos rayos de luz de la puesta del sol.

Dependiendo de la hora y la dirección de los vientos, la ceniza invade los hogares de miles de tuxpeños, generando problemas de tipo respiratorio en personas sensibles o con problemas de asma.

Día y noche cae hollín, pero la mayor preocupación es la lluvia ácida, porque lo mismo quema los jardines, que plantíos en áreas agrícolas.

La mayor contingencia se presenta cuando los incendios ocurren al norte de la Calzada o bien, en las inmediaciones de la Termoeléctrica López Mateos, ya que los vientos del noreste arrastran todo hacia la zona más poblada de la ciudad.

En los últimos 25 años la ciudad ha sufrido por la contaminación que se genera con la quema de combustóleo en la Termoeléctrica López Mateos y ahora hay que agregar el humo y ceniza de los pastizales ardiendo.

Comments

comments