Importante líder espiritual chino, acusado de abuso sexual

Un importante líder espiritual y secretario general de la asociación de budistas de China, el maestro Xuecheng, ha sido acusado de abusar sexualmente de dos de sus discípulas en el templo de Longquan, uno de los más conocidos de Pekín y que él mismo dirige. Dos monjes, Du Qixin and Liu Xinjia, han difundido en las redes sociales un documento de 95 páginas en el que acusan a Xuecheng de mandar mensajes explícitos y hacer insinuaciones indeseadas a mujeres. Estas acusaciones han sido rápidamente borradas de las páginas web del país y los comentarios sobre el caso han sido censurados por las autoridades chinas, según informa el diario local Global Times.

“Mi sistema de creencias casi se derrumbó, y pensé en dejar la vida de monja”, ha dicho una de las víctimas, según el documento donde se recopilan testimonios y fragmentos de los mensajes amenazantes con los que Xuecheng les pidió a al menos seis monjas que mantuvieran relaciones sexuales con él. El intento de manipulación, que justificaba el sexo con el maestro “como parte de un estudio de técnicas de control de la mente”, se produjo entre diciembre de 2017 y febrero de este año. Al menos cuatro religiosas cedieron a su petición según el documento, pero solo dos de ellas se dirigieron a Du y Liu para denunciar lo ocurrido. “El templo de Longquan está dominado por su hechizo, y Xuecheng las manipuló para que sirvieran a su imperio budista, en el que sus discípulas sacrificaron las doctrinas y violaron la ley”, reza el documento.

El monje, de 51 años, uno de los más jóvenes en presidir esta asociación, ha acusado a los dos denunciantes de distorsionar los hechos y diseminar falsa información en un comunicado también firmado por otros miembros de la dirección del templo. Fuentes relacionadas con el escándalo citadas por Global Times señalaron que el monje fue detenido e interrogado brevemente por las autoridades, pero que ahora se encuentra en libertad. Este miércoles, Xuecheng publicó imágenes en su blog asistiendo a una ceremonia política, según informa la agencia EFE.

El venerable maestro Xuecheng, cuyo nombre de nacimiento es Fu Ruilin, es uno de los monjes budistas más conocidos y populares de China. Es miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (similar a una cámara alta en las democracias occidentales) y es además abad del de Longquan, de los templos de Famen y Guanghua. Como parte del movimiento #MeToo (Yo también, en castellano) que desencadenó escándalos como el caso Weinstein en EE UU, algunas mujeres chinas han denunciado en los últimos meses presuntos acosos sexuales. El Gobierno ha intentado reprimir el movimiento mediante la censura de publicaciones sobre acoso y abuso sexual; en algunos casos, las autoridades han desalentado a las mujeres a presentar denuncias, según informa The New York Times.

El País

Comments

comments