Hunden al petrolero violador

Auto de Vinculación a Proceso por el delito de pederastia agravada fue dictado ayer por el juez de control de esta ciudad en contra de Edgar Ariel Domínguez Salazar quien es señalado de abusar sexualmente de su hija de tres años de edad; dicho sujeto cuenta con prisión preventiva oficiosa de 2 años como medida cautelar y se desconoce si declaró en torno al caso, pero pruebas más importante es que la niña es quien lo señala.

Luego de que La Opinión hiciera pública la detención de Domínguez Salazar, a través de las redes sociales, el individuo fue defendido por su circulo de amigos pero muy en especial por una mujer que se dice llamar Karla Vicencio, misma que asegura que Edgar Ariel es “intachable” e “incapaz” de cometer esos actos tan es así que organizó una protesta a las afueras del juzgado de control pero al ver que la policía resguardaba la unidad, ella y sus acompañantes decidieron retirarse.

SEÑALADO DE ABUSAR DE SU HIJA DE 3 AÑOS

Según las investigaciones, el individuo tuvo dos parejas sentimentales con las que procreó tres hijos; dos niñas y un niño.

Con su primera mujer tuvo dos hijos y posteriormente se separaron por distintos problemas, tan es así que enfrentaba problemas legales por la custodia de su hija mayor. Finalmente un juez resolvió el depósito judicial a favor de la madre pero el individuo supo persuadir a la niña para que se quedara con él, motivo por el cual, la madre de la niña -que actualmente tiene 14 años- lo denunció por retención de menores y el juez de control lo vinculó a proceso pero se encontraba en libertad y cada mes acudía a firmar.

Posteriormente Edgar Ariel Domínguez Salazar, inició otra relación con otra mujer con quien tuvo otra hija, pero luego de algunos años también se separaron. En esa segunda relación, la madre de la niña se quedó con la custodia por lo que el ahora inculpado solo podía ver a la pequeña los días sábados y domingos por algunas horas.

La madre de la menor jamás imaginó que dicho sujeto en vez de cuidar a la menor, abusaba de ella; nadie se dio cuenta de lo que ocurría hasta que en cierta ocasión la menor inocentemente dijo a su abuela lo que su padre le hacía por lo que fue denunciado ante las autoridades ministeriales quienes agilizaron integración de la carpeta.

Pasaron más de cuatro fines de semana y el individuo no pudo ver a la niña, pero jamás imaginó que la pequeña lo había delatado y mucho menos que lo investigaban por pederastia.

Ante el temor de que el petrolero sospechara y evadiera la acción de la justicia el juez de control ordenó su detención y justo la mañana del día 21 de abril fue detenido mientras había acudido a firmar ante el juez. Iba acompañado de su hija de 14 años, quien al ver que su padre era detenido huyó para no quedar bajo resguardo del DIF y mucho menos ser entregada a su madre.

Apenas minutos después de ser detenido por la policía ministerial de esta ciudad, Edgar Ariel fue llevado a la sala de juicios orales donde la fiscal del caso aportó pruebas para que el juez legalizara la detención; cinco días después, el individuo nuevamente fue llevado ante el juez de control quien, tras el desahogo de pruebas decretó auto de vinculación a proceso.

La defensa del imputado pretendía que el juez lo liberara pero las evidencias en contra pesaron mucho más y finalmente se dictó auto de vinculación a proceso por el delito de pederastia agravada.

Mientras tanto, en el periodo de investigación complementaria la fiscalía puede aportar más pruebas y lograr que el juez pronto dicte sentencia en contra del inculpado quien se encuentra formalmente preso en el penal de esta ciudad y podría alcanzar una pena de hasta 40 años de cárcel por tratarse de un delito agravado, toda vez que es el padre de la víctima.

POR CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES

Comments

comments