Hospital civil vive su agonía

El municipio de Tuxpan requiere de un nuevo hospital, sin embargo, en esta administración estatal no se tienen los recursos para echar a andar el proyecto, por lo que únicamente se le dará mantenimiento. Mientras el tiempo pasa, decenas de pacientes sufren por la falta de instalaciones, equipos, medicamentos y médicos.

Enfermarse o accidentarse gravemente un fin de semana, en Tuxpan, es casi una sentencia de muerte, ya que en ningún hospital público o privado cuentan con una plantilla básica de atención a urgencias.

En el hospital civil y el IMSS, en ocasiones hay un solo médico para todos los pacientes que llegan a urgencias y siempre andan buscando un anestesiólogo y un cirujano. La situación se complica cuando hay partos por cesárea, y tampoco hay ginecólogo y pediatra.

Los sábados y domingos no hay en Tuxpan cardiólogos, neurólogos, cirujanos e incluso, hasta los anestesiólogos brillan por su ausencia.

Antonio Ricaño Sepúlveda, director del hospital, reconoce que hay carencias por lo limitado de los presupuestos, pero se hace lo posible para dar mantenimiento a diversas áreas, pues además, este hospital tiene más de medio siglo de antigüedad.

Explicó que diariamente el área de urgencias atiende a unas 70 personas y se practican al menos 8 cirugías. Confirmó que hay problemas para cubrir vacantes y turnos en obstetricia, ginecología, anestesiología y pediatría.

El Hospital Emilio Alcázar no solo atiende a pacientes de Tuxpan, sino también a personas que provienen de municipios más al norte. En algunas ocasiones los pacientes graves son enviados a Poza Rica, pero no siempre los reciben en aquel lugar.

El proyecto del nuevo hospital de Tuxpan se anunció formalmente en el año 2012 y se empezaría a construir el año siguiente, con recursos federales. Desafortunadamente nunca se logró poner ni la primera piedra.

Comments

comments