“Héroe” de Mánchester, a prisión

Un vagabundo que fue considerado un héroe tras el atentado de Mánchester de mayo de 2017, fue condenado ayer a cuatro años de cárcel por haber robado a las víctimas.

Chris Parker, de 33 años, se había declarado culpable de dos cargos de robo y uno de estafa ante un tribunal de esta ciudad del noroeste de Inglaterra, en la que 22 personas murieron en un concierto de la estadunidense Ariana Grande el 22 de mayo de 2017, cuando un kamikaze hizo estallar una bomba en el pabellón donde actuaba.

“No fuiste el héroe que pretendías ser, fuiste sólo un vulgar ladrón”, le dijo el juez David Hernández al imponerle la pena.

Parker estaba a las puertas del pabellón Mánchester Arena y explicó tras el atentado que reconfortó a una niña que había perdido las piernas y a una mujer que acabó muriendo en sus brazos.

Su historia conmovió a los británicos, que donaron más de 50 mil libras para ayudarle, aunque la persona que organizó la colecta explicó a The Guardian, antes de conocerse los cargos, que el dinero no le había sido entregado todavía.

Sin embargo, en las filmaciones, Parker se acercó a Pauline Healey, herida en la explosión, cuya nieta de 14 años yacía muerta no muy lejos, y en una de ellas le quitó el bolso y su cartera. Horas después usaba una de sus tarjetas bancarias en un restaurante McDonald’s.

Excélsior

Comments

comments