Gobierno federal condena violencia electoral y llama a un diálogo con presidenciables

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, advirtió que el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, no forma parte del proceso electoral de cara a las elecciones del 1 de julio, por lo que aseguró que se mantendrán imparciales y dejó en claro que, por su origen democrático, “el gobierno no es instrumentador de deseos o preferencias de actores sociales independientemente de su relevancia o influencia interna o en el exterior de México”.

En conferencia de prensa, el secretario fijó la postura del Gobierno federal en el contexto del proceso electoral, en donde reiteró una vez más la invitación a los partidos políticos que participan en la contienda electoral, así como a los cinco candidatos presidenciables, a que “tengamos un diálogo directo, incluyente, respetuoso, transparente y constructivo”, para que prevalezca la certidumbre, civilidad, respeto y concordancia entre los mexicanos, recalcando que el Instituto Nacional Electoral (INE) es el árbitro, y los temas de gobernabilidad y seguridad los “debemos tener con mucha claridad en la Secretaría de Gobernación”.

Recalcó que desde su llegada a esta dependencia la prioridad ha sido la eficaz gobernabilidad, la seguridad, los derechos humanos y brindar apoyo a las autoridades electorales para que el proceso electoral se desarrolle con equidad, certeza, orden, paz y apego a la legalidad.

En este sentido, dijo que ha llevado a cabo 60 encuentro y reuniones de trabajo, 14 con líderes de los partidos políticos, 40 con gobernadores, presidentes municipales de todos los partidos, 9 con autoridades electorales, entre otros.

“En todas las reuniones hemos planteado cómo podemos coordinarnos y apoyar a las autoridades, a los partidos y candidatos para brindar garantías, certeza y seguridad para sus actividades políticas con entera libertad”.

Fija posición en 10 puntos

El encargado de la política interna del país fijó la posición del gobierno a través de 10 puntos: primero, el único marco de actuación que nos rige es la constitución, las leyes y los principios que emanan de ella, no deseamos salirnos de ahí.

Segundo: sabemos que todo proceso democrático es natural y saludable que se debatan proyectos, se contrasten visiones y se expresen sus ideas y preferencias la democracia es para fortalecer no para confrontarnos o dividirnos.

Como tercer punto, hizo un llamado a todos los actores políticos para que el contraste y debate no se convierta en encono, división e incitaciones a la violencia a instituciones, candidatos o partidos, y que el único limita a la liberta de expresión es la ley y derechos de terceros.

En el cuarto punto, condenó las agresiones hacia candidatos y rechazó los llamados cualquiera que sea a la violencia o violentar las leyes electorales, “y respecto a que desde Gobernación se pretenda incidir e inclinar la balanza hacia un candidato, asumimos nuestras responsabilidades para preservar el estado de derecho y aplicar la ley”.

Por ello –en el quinto punto- dijo que el Gobierno federal no es parte de este proceso electoral, nos mantendremos imparciales

En el sexto punto, acotó que los únicos actores de la contienda electoral son los institutos políticos, los candidatos y el INE.

En el séptimo punto, aseveró que cumplirá con la constitución y como octavo punto refirió que el gobierno no es instrumentador de deseos o preferencias de actores social independientemente de sus relevancia o influencia interna o externa.

Como noveno punto, destacó que el gobierno se asume como garante para que el proceso electoral se desarrolle de manera ordinada y finalmente dijo que está abierta la avenida y las puertas del diálogo para que entre todos evitemos que las diferencias se conviertan en encono o violencia.

“Reitero una vez más la invitación a los dirigentes de partidos y candidatos y candidatos presidenciables independientes a que tengamos un dialogo directo, incluyente, trasparente y constructivo para que prevalezca la certidumbre, civilidad, respeto y concordancia entre los mexicanos; en materia de elecciones el árbitro es el INE, los temas de gobernabilidad y de seguridad los debemos tener con mucha claridad en la Segob”, finalizó.

DiarioDeXalapa

Comments

comments