Gobierno chino busca combatir la sobrepoblación

Desde hace años es bien sabido que China sufre de una sobrepoblación excesiva que causa desde problemas para conseguir trabajo y vivienda hasta atascos kilométricos en el tráfico.

Por esta razón es que en 1979 se implementó la famosa política para que las parejas pudieran tener sólo un hijo. Y, aunque desde 2015 se aprobó la progresiva reversión de la medida hasta un máximo de dos, el país es consciente de las graves consecuencias que genera esto.

Tomando en cuenta los estragos, el gobierno chino elaboró un plan para combatirla en Pekín y Shanghái, dos de las ciudades más importantes del gigante asíatico.

De acuerdo con el diario británico The Guardian, se trata del derribo masivo de viviendas, para ‘modernizar’ espacios y crear construcciones mucho más pequeñas, de tal forma que los afectados se vean obligados a buscar nuevas ciudades con menor volumen demográfico para habitar.

El objetivo establecido es que Pekín no supere los 23 millones de habitantes para el 2020 y Shanghài los 25 para el 2035.

Otra medida que se ha tomado es la redistribución de la población mediante nuevos asentamientos urbanos en los alrededores de dichas ciudades. Lo que a grandes rasgos se trata que las compañías se trasladen a lugares alejados llevando consigo a sus trabajadores y familias.

Excélsior

Comments

comments