Genera polémica “brutal” escena de sexo entre Rachel McAdams y Rachel Weisz

El estreno de la última película de Sebastián Lelio se ha visto precedido por una expectación que no puede justificarse únicamente con la curiosidad por descubrir qué dirección ha seguido el realizador en su primer trabajo en inglés, ‘Disobedience’, tras el buen recibimiento de su premiado filme ‘Una mujer fantástica’.

La escena de sexo que ya se adelantaba en los tráilers promocionales también ha provocado un gran impacto, no solo por tratarse de un encuentro entre dos mujeres en el marco de una comunidad judía ortodoxa del norte de Londres, sino por contar además con dos estrellas de la talla de Rachel McAdams y Rachel Weisz.

Tras la premiere de la cinta en el Festival de Cine de TriBeCa, las dos actrices no han dudado en comentar cómo reaccionaron al leer el guion y encontrarse con que ese momento de la historia ya había sido perfectamente coreografiado por el director y exigía, entre otros intercambios de fluidos, que una de ellas escupiera en la boca de la otra.

“Siempre me toca compartir tiempo en pantalla con hombres, así que en mi caso era algo inusual y genial. Como mujer, en la mayoría de ocasiones te toca jugar el papel de objeto de deseo de un hombre, o él es el tuyo, pero en esta ocasión tuve la impresión de que era algo diferente al desarrollarse desde una mirada femenina”, ha apuntado Weisz, que actualmente está embarazada de su segundo retoño, mientras su compañera de reparto y ella se entrevistaban mutuamente para el portal Lenny Letter.

“En términos puramente de energía, fue muy diferente”, ha reconocido McAdams. “Nosotras mantuvimos una comunicación maravillosa y toda la experiencia estuvo rodeada de una sensación de vulnerabilidad, cariño, sinceridad e inteligencia. También hablamos de con qué nos sentíamos cómodas, al tratarse de una secuencia de cama, pero era una muy diferente a cualquiera que yo hubiera hecho antes. Se trata de la escena de sexo más vulnerable y brutal que he hecho nunca. Y al mismo tiempo, me sentí muy protegida y segura, y libre para explorar”.

Al margen de los esfuerzos que realizó todo el equipo para facilitarles el trabajo -eligiendo cuidadosamente lubricantes de sabores para simular la saliva, por ejemplo-, la inolvidable protagonista de ‘Diario de una pasión’ tuvo claro desde el principio que ese momento era clave para explicar el devenir de sus personajes.

“En muchas ocasiones no puedes evitar preguntarte si se trata de algo gratuito o si en realidad resulta necesario. Casi nunca sientes que sea un punto de ruptura para los personajes, algo que les introduce en la siguiente fase de sus vidas o les ayuda a tomar una decisión importante acerca del camino que deben seguir. Nunca antes me había encontrado con algo así”.

Quién

Comments

comments