Gaudencio, maestro de las tranzas

Profesores explotados por Gaudencio Hernández Burgos, exsecretario general de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), exigen a las autoridades que sea llamado a rendir cuentas sobre sus costosas propiedades y que le sean confiscadas para garantizar el pago de salarios a docentes.

Señalan que el rancho Mi Líder, ubicado en El Palmar, Kilómetro 40 de Papantla, fue adquirido con recursos sustraídos de las cuotas sindicales y que muchos aspirantes a ocupar una plaza de docente construyeron las dos lujosas residencias, el pequeño palenque, la cancha de basquetbol, la pavimentación de acceso a la lujosa propiedad, la barda circundante y los jardines que componen el complejo.

Como prueba de que el maestro de origen hidalguense se niega a vivir fuera del presupuesto, se exhibe en redes sociales repartiendo despensas, útiles escolares y juguetes que recibe de Sedesol, mientras los maestros, a quienes ofreció defender, tienen que salir a las calles a protestar para exigir que les paguen sus sueldos, los cuales han sido retenidos.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña