Gaudencio hundió al magisterio

¿Cuando fue la última vez que Gaudencio Hernández Burgos pisó un aula para dar clases? Quizás ni el “profesor” se acuerde, pues ahora únicamente regresa a las escuelas para tratar de persuadir a los padres de familia, tal como lo hizo en la primaria Manuel C. Tello, de la colonia Manuel Ávila Camacho, donde tuvo un triste recibimiento, pues los maestros ya no le creen sus discursos.

Y no es para menos, los profesores no olvidan los abusos que tuvo como dirigente de la sección 32 del SNTE, cuando los mandaba a faenas en sus ranchos; pero mucho menos cuando votó a favor de la Reforma Educativa como diputado federal en obediencia a la línea de su partido, razón por la cual lo tacharon de miedoso.

No defendió los intereses del magisterio, pues no conoce de cerca las necesidades que enfrentan, jamás pensó en aquellos que le dieron su respaldo y los traicionó con un cambio que trasgredió sus derechos laborales; y ahora pretende nuevamente tener una curul en el congreso local.

El SNTE, sindicato al que pertenece, ha criticado las inconsistencias en la publicación de vacantes, asignación de plazas y promociones, plantilla docente incompleta, formación de los maestros, inversión en la infraestructura y equipamiento de las escuelas, todo lo que aprobó Hernández Burgos en su paso como legislador federal.

CONOCE LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA VERSIÓN IMPRESA DEL DÍA 06 DE JUNIO DE 2018

Comments

comments