Fuego que no para

Siguen las molestias de vecinos de la colonia Valentín Gómez Farías, por la gran cantidad de moscos que llegan a sus viviendas, provenientes del basurero a cielo abierto que se encuentra a escasos 500 metros de ese lugar.

Los quejosos, quienes durante meses han soportado la fumarola que provoca un incendio de basura, señalan que también están molestos porque no se ha hecho nada por frenar estas emisiones contaminantes.

Dicen que la última vez recibieron la promesa del alcalde Marcos Romero Sánchez, de que se iba a atacar a fondo este incendio, pero solo arrojaron unas cuantas camionadas de tierra y el incendio continúo.

Comments

comments