¡Fue un engaño!

Cuando Alberto Silva Ramos llegó a la presidencia municipal hizo creer a los tuxpeños que en 3 años Tuxpan sería una ciudad como Cancún, Cozumel o Miami. Todos quedaban extasiados al ver las maquetas de los grandes proyectos que estaban por iniciar, pero, desafortunadamente, la mayoría de estas obras jamás se concretaron y las pocas que se hicieron fueron una gran desilusión.

Uno de los proyectos que se prometieron al inicio de la administración de Silva fue la construcción del Centro de Convenciones de Tuxpan, en el terreno que ocupa el rastro municipal. Las instalaciones serían de primer mundo y por si eso no bastara, contaría con una marina para recibir yates, aprovechando la colindancia con el estero Tenechaco.

También se mostró a la ciudadanía el proyecto de construcción del nuevo mercado municipal, que sería un edificio emblemático y futurista, que parecía un recinto de arte moderno de Nuevo York. Al final, no se logró poner ni la primera piedra y el mercado sigue siendo el mismo.

Comments

comments