Feria Zona Maco se consolida, pese a tropiezos

Entre 2004 y 2005, en más de una ocasión la feria de arte Zona Maco quedó vacía. Las manifestaciones de los 400 pueblos y los cierres de vialidades alrededor de Expo Reforma impedían llegar al encuentro. En 2009, los pasillos de la feria, ya ubicada en Centro Banamex, lucieron vacíos de nuevo ante la emergencia por la epidemia de Influenza A(H1N1) que impedía tumultos. El año pasado, quedó sola otra vez debido a la emergencia provocada por el sismo del 19 de septiembre. En todas las ocasiones, Zélika García decidió mantener el encuentro comercial.

Estos son algunos de los tropiezos a los que ha sobrevivido la feria, que este año llega a su 15ª. edición como la cita más importante en América Latina y de las diez primeras a nivel mundial. Pero detrás hay una larga historia de incidentes y rompimientos legales que en más de una ocasión pusieron en quiebre el encuentro. Una historia que se remonta a su nacimiento en 2002 en Monterrey, y pasa por actos de censura, demandas por el uso del nombre, un edificio en obra negra como sede, emergencias sanitarias sin respetar y la promesa sin cumplir de una fundación.

Una feria que nació “dispersa” en su objetivo de mercado, considera el coleccionista Jaime Ashida. Una propuesta comercial “pequeña en sus primeros años”, en palabras del galerista Enrique Guerrero. Un proyecto con un “arranque difícil”, recuerda el también galerista Oscar Román: “Un proyecto que ha sobrevivido por la calidad de las galerías que participan, por el coleccionismo que se ha ido construyendo y por la producción artística local”.

“Podría referirme a ella en un adjetivo como dispersa. No en el sentido de número de galerías, o extensión de la feria, sino en un sentido de un objetivo de mercado que en sus inicios era demasiado vago. No quiero referirme en términos de habilidades, de conocimiento o experiencia de los organizadores, pero se percibía esa energía muy joven, sin dirección todavía”, recuerda Ashida quien participó por última vez en 2011.

“Éramos 20 o 21 galerías la primera vez, y fue una cosa pequeña con mucho entusiasmo de todo el mundo pero una feria poco visitada en la primera vez porque no había un gran público de arte en ese momento”, acota Guerrero, quien pertenece al comité de elección de la feria.

EXCELSIOR

Comments

comments