¡Familias exigen justicia!

Tamiahua, Ver.- Habitantes de la comunidad de Barra de Corazones se encuentran indignados por la forma en que los elementos de la Policía Estatal intentaron parar la manifestación que se realizó el pasado lunes, ingresando a la zona para amedrentar a los presentes detonando sus armas, además de lesionar a varios integrantes del movimiento, por lo que aseguran están dispuestos denunciar a la corporación por daños y lesiones.

Representantes del movimiento, expusieron que luego de la penosa situación generada en aquel punto, ocho habitantes de la zona se encuentran hospitalizados en diversos centros de atención, a causa de las lesiones que les fueron generadas por los elementos del orden.

Explicaron que por medio de las imágenes y videos, han visualizado los números de algunas patrullas que llegaron al lugar para desalojar a los manifestantes, pescadores y amas de casa, que en ningún momento se congregaron con la intención de afectar la obra, maquinaria o el campamento, buscando únicamente el dialogo con personal de las empresas GDI, Bonatti y TransCanada.

“Se suponía que sería una manifestación de forma pacífica, como han sido las otras realizadas, es inadmisible que los elementos de la Policía Estatal se hayan comportado de tal manera, cuando se supone que están para resguardar la seguridad de la población”, exponen.

Narraron que luego del altercado, ocurrido este lunes en la zona, un grupo de elementos pertenencias a la Policía del IPAX se quedaron en la zona para resguardar los trabajos y evitar que los inconformes se volviera a reunir o manifestar en el lugar.

Por lo que afirman, todo se ha tratado de una violación de los Derechos Humanos de los pobladores, que únicamente han ejercido su derecho de reunión y su libertad de manifestación, coartando estas garantías con los actos violentos cometidos.

Comments

comments