Extorsionan con números locales en Poza Rica

Poza Rica, Ver.- Con números de ladas locales los extorsionadores telefónicos se han dado a conocer en la ciudad cada día más, por lo que la ciudadanía vive momentos de incertidumbre con llamadas inesperadas en la que comúnmente al contestar una voz ronca suele decir, “tenemos secuestrado a tu hijo”.

Por este motivo, padres de familia en instantes pierden la cabeza por pensar de la manera mas descabellada en la situación que podrían estar sus hijos. Aunado a la moda y aumento que prevalecen las personas catalogados como “robachicos”.

Tan solo con una llamada telefónica puede terminar con la tranquilidad de las familias por las fuertes amenazas verbalizadas de los delincuentes contra los ciudadanos, con el amago de hacerle daño a los seres queridos de un hogar (los niños) en su caso a los jóvenes.

Algunos de los estafadores se ostentan como parte de la delincuencia organizada, otros simplemente logran manejar a las personas a través del terror verbal mientras atienden la llamada telefónica, que si bien pueden ser al azar o directamente a familias potenciales víctimas por sus nombres y los lugares donde viven, tienen sus trabajos o negocios.

En años anteriores las llamadas de los extorsionadores solían venir de números con ladas de la ciudad de México, Guadalajara y de la Tamaulipas, principalmente de Reynosa, así como de diferentes partes del país.

Lo que de alguna manera facilitaba a los ciudadanos a limitarse a contestar salvo que tuvieran familiares en el estado del que provenía la lada, pero este “modus operandi” a revolucionado a los delincuentes, debido a que se puede estar mas cerca y vigilar cada uno de los movimiento de algunas familias en base a su estatus social.

Por otro lado, “pseudo encuestadores” quienes vestidos con algún chaleco o logo de cualquier empresa reconocida, se dedican a buscar a los jóvenes y solicitar sus datos (casi en general de toda la familia completa) de la manera mas atenta, para así cuadrar los tiempos en que los adolescentes están fuera de sus casas y sorprender a sus padres.

Los números locales han dado pie a que la mayoría de las familias contesten y caigan en el juego de palabras, de los extorsionadores, lo que los lleva un paso adelante al caer en su juego y lograr hasta un posible secuestro virtual en la que en ocasiones la suma de dinero va en aumento con cada hora que pasa, mientras las victimas mantienen sus celulares apagados, debido a que todo esta planeado al contactar a las dos partes.

Comments

comments