Expertos cubanos de “Más Médicos” empiezan a dejar Brasil

RIO DE JANEIRO (AP) — Unos 400 médicos cubanos que participaban en Brasil del programa de “Más Médicos” –orientado a brindar servicios de salud a población vulnerable del gigante sudamericano— comienzan a regresar a la isla este jueves, una semana después de que Cuba suspendiera su participación.

En dos vuelos desde el aeropuerto de Brasilia, capital del país, emprenderá esta noche el regreso a la ciudad de La Habana el primer grupo de profesionales que participó del programa.

Pasadas las cinco de la tarde comenzaron a llegar al aeropuerto los primeros cubanos en ómnibus. Llamaron la atención dos camiones con equipaje que acompañaron a la delegación y cuyo contenido también viajará.

Con gesto adusto y en un llamativo silencio, los cientos de cubanos comenzaron a hacer los trámites para despachar el equipaje. Ninguno de ellos quiso hablar con la prensa. Funcionarios cubanos que escoltan a la delegación repartieron banderas cubanas y brasileñas en el momento de la llegada al aeropuerto.

A las diez de la noche está prevista la salida del primer avión, mientras que el segundo despegaría a las dos de la mañana.

La inesperada cancelación de Cuba se produjo como coletazo de las crecientes tensiones entre el gobierno cubano y el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, un exmilitar ultraderechista conocido por su discurso agresivo contra la izquierda y su ferviente anticomunismo.

Según informó la Organización Panamericana de Salud (OPS), organismo coordinador del programa, el retiro de los profesionales cubanos será gradual. Desde Brasilia, Sao Paulo, Manaus y Salvador saldrán los vuelos que llevarán a unos 8.300 médicos a La Habana, capital de Cuba, desde este jueves y hasta el 12 de diciembre.

Para Brasil, la salida de los médicos cubanos significa una pérdida sensible. Los profesionales cubanos representan casi la mitad del equipo total de “Más Médicos”, un programa creado para suplir la falta de profesionales en áreas vulnerables y caracterizadas por el difícil acceso de la población a la atención médica primaria.

El gobierno del presidente Michel Temer abrió rápidamente una convocatoria para incorporar médicos en una tentativa de moderar las afectaciones a la población.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud Brasileño, cerca de 113 millones de pacientes distribuidos en más de 3000 municipios en zonas de bajos recursos, inhóspitas o carentes de profesionales de la salud, recibieron atención gracias al programa creado en 2013.

En el primer día de inscripciones, unos seis mil médicos brasileños se apuntaron para ocupar las vacantes dejadas por Cuba, pero sólo dos mil pasaron los filtros y ya fueron asignados a cubrir puestos. El ministro de Salud brasileño, GilbertoOcchi, dijo al canal GloboNews que extenderán el periodo de inscripciones para cubrir la totalidad de las bajas.

Bolsonaro, quien durante la campaña electoral había prometido expulsar a los profesionales cubanos y había puesto en duda su formación profesional, dijo que el gobierno de la isla no aceptó las condiciones fijadas por su administración. El brasileño asumirá el poder en enero de 2019.

Una de las principales críticas del presidente electo apuntó a las condiciones laborales fijadas por Cuba, calificadas como “trabajo esclavo” porque el gobierno de la isla retiene cerca del 70% del salario de los trabajadores. Además, el ultraderechista había cuestionado las restricciones vigentes para que los médicos pudieran traer a sus familias a Brasil.

Bolsonaro lamentó que Cuba no aceptara un nuevo acuerdo, destinado a “dejar de financiar a la dictadura”.

Debate

Comments

comments