Exigen seguridad para sus hijos

TIHUATLÁN, Ver.- Mientras que el departamento de Obras Públicas inició la reparación de daños en un salón de clases en la escuela primaria José María Morelos y Pavón, presuntamente a causa de asentamientos, varios padres de familia se oponían hasta ayer que las clases se reanuden este lunes, pues advirtieron que hay daños en otros salones.

Durante una reunión a la que fueron convocados este fin de semana para analizar el tema, los padres demandaron que se elabore un peritaje técnico a través de un despacho de ingeniería independiente del ayuntamiento, para que se determine si las fisuras y grietas que se observan en otras áreas del plantel representan o no un riesgo.

El jueves a mediodía la escuela, localizada en la zona centro de esta villa, fue evacuada debido a que en un salón de clases, ubicado en la parte alta del edificio, un tramo del piso se levantó y se abrieron grietas en los muros, mismas que alcanzaron la losa.

El edificio es nuevo y se puso en servicio al arranque del presente ciclo escolar, por lo que varios padres de familia advierten que pudieran tratarse de una obra de mala calidad y, por lo tanto, sugieren que se investigue desde el origen de la construcción, mencionó Edgar Alonso Hernández Cruz, presidente de la Asociación de Padres de Familia (APF).

“Hay padres que no quieren que sus hijos entren a la escuela, en la Sociedad (de padres) hay arquitectos y dicen que al levantarse un piso es que debe haber fracturas. Los padres pasaron a revisar los demás salones y hay más fisuras, por eso los padres vamos más allá, desde el inicio de la construcción”, abundó Hernández Cruz.

Precisó que hay otros tres salones propensos a que igualmente se levante el piso, ante lo cual no descartó solicitar la intervención del área de Espacios Educativos h la Secretaría de Protección Civil del Gobierno del Estado para una revisión y dictamen.

“No queremos entrar a la escuela hasta que digan que está en condiciones, son niños, son vidas y queremos una garantía de seguridad”, recalcó tras aclarar que no se trata de una postura personal, sino la preocupación genuina de todos los padres.

Comments

comments