Europa League, la élite que acepta a lo más exótico de Europa

El equipo de una ciudad cuyos habitantes ni siquiera llenarían el Azteca. Otro que representa por primera vez a su país en esta competencia. Uno más que se mudó a un estadio de 8 mil butacas porque el suyo era aún más pequeño.

Todo ello es bienvenido en la Europa League, la segunda competencia de élite de la UEFA, en la que este año participan varios mexicanos. Entre ellos está Andrés Guardado, quien este jueves enfrenta al Dudelange.

El rival del Betis es ejemplo de las peculiaridades en este torneo, pues es el primero de Luxemburgo que por primera vez en la historia accede a la Fase de Grupos de una competencia europea, luego de que aspiraba a Champions pero fue eliminado por el Videoton húngaro.

Solo bastan los nombres: Spartak Trnava, Sarpsborg de Noruega, Ahisar Belediyespor de Turquía o el Vorskla Poltava de Ucrania. Discretos a nivel internacional, todos ellos se ven en un torneo que tampoco discrimina grandes y que esta vez cuenta con Arsenal, Chelsea, Milan, Sevilla, Lazio o Marsella.

Aunque no llegó a Champions, el Dudelange sí consiguió Europa League, pero para jugarla debió cambiar de casa, dejar el Estadio Jos Nosbaum de 4 mil 650 espectadores para recibir a apenas el doble de gente en el Estadio Nacional de Luxemburgo, con capacidad para 8 mil aficionados, donde la Jornada anterior enfrentó al Milan.

Esa mezcla es la Europa League, el torneo que acepta equipos procedentes de la ¿Corgoň Liga?, el nombre de la competencia local de Eslovaquia, el país que envió a esta edición al Spartak de Trnava, una ciudad de apenas 65 mil aficionados, ni siquiera suficientes para llenar el Estadio Azteca.

Desde Noruega llegó el Sarpsborg 08, debutante en torneos de UEFA por su tercer puesto en la Liga Eliteserien, la Primera División de su país, a la que ascendió por primera vez hace apenas ocho años.

Otros debutantes en Europa League este año son el checo Jablonec, un equipo que volvió a brillar hasta la separación de Checoslovaquia, mientras que el Akhisar Belediyespor es uno de los tradicionales sotaneros en Turquía y este año no es la excepción.

Pero gracias a su título de Copa local llegó a Europa League, donde este jueves será rival del Standard de Lieja de Memo Ochoa, mientras el Vorskla Poltava de Ucrania, que nunca ha ganado la Liga local, será rival del Arsenal esta tarde.

A la misma hora, el Chelsea enfrentará al mencionado Videoton, cuyo nombre se debe a una fábrica de electrodomésticos, lo que no le impidió en 1985 llegar a la Final de la Copa de la UEFA (anterior nombre de la Europa League) y enfrentar al Real Madrid.

MEDIOTIEMPO

Comments

comments