Esta es la cruda historia detrás de la imagen elegida como la mejor fotografía de naturaleza del año

Esta fotografía puede hacer que sientas diferentes emociones al mismo tiempo: rabia, pena impotencia; que una especie que corre un gran peligro de extinción tenga que morir tan cruelmente en personas inescrupulosas que han hecho de la matanza de animales, un negocio de millones. La imagen tomada por Brent Stirton en Sudáfrica tiene una macabra historia detrás.

“Homenajear la especie” es el título de la fotografía que tomó Brent Stirton. Misma imagen que lo llevó a ganar el premio a mejor fotógrafo de naturaleza del año por un jurado especializado en el Museo de Historia Natural de Londres.

La fotografía fue tomada en una reserva natural en Sudáfrica; específicamente en el parque Hluhluwe–Imfoloz, cuando se investigaba secretamente sobre el comercio ilegal de cuernos de rinocerontes en el país; donde los cazadores, por encargo, los capturan y asesinan a esta especie.

La matanza se lleva a cabo solo para conseguir un objetivo: arrancar cruelmente los cuernos del animal, por esta razón, las organizaciones que protegen a los rinocerontes han tomado cartas en el asunto, y prefieren incluso, ser ellos quienes corten el objeto; para evitar tanto dolor en el animal.

Vía Instagram, el autor de la foto señaló que lo mejor de ganar el  World Press Photo, fue que: “la historia gana una gran exposición y es vista por personas que pueden no estar al tanto de lo que está sucediendo. El mundo natural está amenazado como nunca antes, tenemos que aprender a vivir en equilibrio con la naturaleza o se acabó”.

La decisión del jurado para premiar la fotografía, es porque la imagen “crudeza, pero también hay una gran conmoción y, por lo tanto, dignidad en el gigante caído”, además señalan que es un símbolo de crueldad animal: símbolo de uno de los crímenes ambientales más atroces e innecesarios, ante el cual es necesaria una mayor protesta pública”.

UPSOCL

Comments

comments