Esta dieta hizo Alicia Vikander para ser Lara Croft

Ser Lara Croft no es nada fácil. Entrenamientos extremos, jornadas maratonianas de gym y dietas (casi) imposibles han formado parte del día a día de Alicia Vikander que, en unos meses, llenará las salas de cine con su versión de Tomb Rayder. El cómo consiguió convertirse en el personaje que llevó al cine, antes, Angelina Jolie, lo explica su entrenador personal, Magnus Lygdback, quien en The Hollywood Reporter desvelaba la dieta que seguía la actriz sueca.

“Además de artes marciales, escalada o tiro con arco”, asegura Lygdback, “seguimos una estricta dieta para poder ganar algo de peso y masa muscular”. Algo que pasaba por comer cada tres horas, eliminar de su dieta alcohol, azúcar y carbohidratos y sumar alimentos ricos en grasas (el objetivo era subir de peso).

Desayuno + almuerzo + comida + cena

“Los desayunos siempre incluían huevos (cuatro, en total) preparados en tortilla, revueltos o con verduras, con medio aguacate y un café (solo). Después, a media mañana, se incluye un snack rico en proteínas para no llegar con hambre a la hora de la comida”.

Después, según el entrenador personal de Vikander, el menú de la comida incluye carne (raciones de 40 gramos de pollo o pescado, dependiendo del día), carbohidratos (también 40 gramos de arroz integral, quinoa o batata) y grasas sanas bien cocinadas para aderezar la comida (aceite de coco, aceite de oliva o aguacate).

Zeleb

Comments

comments