Especialistas reflexionan sobre el cambio y dinamismo de la lengua maya

 Fidencio Briceño Chel, profesor–investigador del Centro INAH Yucatán, señaló que el lenguaje está en constante innovación y el maya no ha sido la excepción. Se realizó la segunda sesión del ciclo de conferencias ¿Quiénes somos los mexicanos? Diálogos en la multiculturalidad.

Con el propósito de visibilizar la diversidad de lenguas y culturas que existen en el país a través de un diálogo abierto entre intelectuales indígenas y miembros de la academia mexicana, se llevó a cabo la segunda sesión del ciclo de conferencias ¿Quiénes somos los mexicanos? Diálogos en la multiculturalidad.

El evento celebrado en el Aula Mayor de El Colegio Nacional, es una iniciativa coordinada por el antropólogo e historiador, Miguel León-Portilla, con la cual se pretende reconocer las lenguas indígenas nacionales como parte fundamental del patrimonio cultural.

La segunda sesión —de tres que integran el ciclo organizado por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas— estuvo dedicada a la lengua maya, participaron Fidencio Briceño Chel, profesor–investigador del Centro INAH Yucatán, con el tema Máaxo’on maayáajo’on. T’aan, miaatsil yéetel bixilil ichil u tuukul maayáaj kaa. ¿Quiénes somos los mayas? Lengua, cultura e identidad en el pensamiento maya.

El doctor en antropología lingüística puntualizó que los mayas pueden entenderse a partir de una triada conformada por t’aan (lengua), tuukul (pensamiento) y miaatsil (cultura).

Explicó que de acuerdo con la cosmogonía de esta cultura, todo lo que sucede en el mundo es cíclico y se compone de dos partes, aparentemente opuestas, pero en realidad complementarias, tal es el caso de hombre-mujer, día-noche, cielo-inframundo, etcétera.

Por esta razón, dijo, nace la idea maya de un mundo bipartita, donde no existen antagónicos pero sí la complementariedad, esa visión pasa también a la lengua, tal es el ejemplo de la palabra kaxan, que significa buscar, pero también encontrar.

Briceño Chel añadió que de acuerdo con los estudios históricos, la tradición oral y literatura colonial, hay al menos tres grandes niveles de lo que se conoce como lengua maya: el primero alude al habla cotidiana, el siguiente al habla ritual, y el tercero al lenguaje especial.

INAH 

Comments

comments