Encontronazo entre un taxi y el citado semoviente, dejó daños materiales y el equino muerto

ÁLAMO, VER.- Un equino muerto y daños materiales de bastante consideración fue el saldo de un encontronazo entre un taxi y el citado semoviente ocurrido la noche del domingo en la carretera estatal Álamo-Limonar a la altura del paraje San Antonio.

En el lugar del accidente, el noble bruto quedó tendido en el pavimento de asfalto, sin vida, mientras que el vehículo de alquiler, marcado con el número económico 465, terminó con el cofre, el parabrisas y el toldo destruidos; por fortuna su conductor resultó ileso.

Según el testimonio del taxista accidentado, Fernando Hernández Ramírez, de 32 años y con domicilio en el ejido Úrsulo Galván, él transitaba por dicha vía de comunicación con dirección a su comunidad cuando el caballo se le atravesó repentinamente.

El animal resultó ser propiedad de Ricardo Castillo Arenas, de 28 años y residente de la congregación Chapopote Núñez, quien tras dialogar con el taxista, se comprometió a hacerse cargo de los daños materiales a la unidad.

Comments

comments