En aumento el índice de embarazos no deseados

La falta de afecto, comunicación y las relaciones problemáticas en una familia, influyen para que se den casos de embarazos a muy temprana edad. Cuando se carece de atención a los hijos ya sea por la separación de los padres o bien por que ambos deciden realizarse profesionalmente, delegando o descuidando su tarea; los jóvenes crecen carentes de valores morales que guíen sus conductas.

Bajo este contexto y de acuerdo a las estadísticas que se tienen tanto en los Centros de Salud como en las dependencias como son los sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Municipales, revelan el alto índice de gestación en menores de edad. En los últimos meses se han presentado jóvenes entre 14 y 16 años, a solicitar su afiliación al Seguro Popular para recibir atención médica, algunas de alto riesgo, confirmando su gravidez con documentación en la mano.

En este porcentaje de jovencitas generalmente no son planeados y tal vez ni deseados, lo que acarrea fuertes problemas, ya que son experiencias muy difíciles que afectan la salud integral tanto de los padres adolescentes como la de sus hijos, familiares y la sociedad en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña