Embarazadas a la deriva por falta de ginecólogos en el hospital del Totonacapan | La Opinión de Poza Rica

Embarazadas a la deriva por falta de ginecólogos en el hospital del Totonacapan

Entabladero Espinal, Ver.- En diversas ocasiones habitantes de esta Sierra del Totonacapan se han quejado de la falta de médicos especialistas en este hospital, a pesar de que existen algunos, estos solo brindan su turno los días que les toca y pasan a retirarse, lo que ocasiona que la población se quede a la deriva.

Aunque el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, hace un par de semanas constató las carencias del hospital tras un recorrido por las instalaciones, hasta el momento no se han visto acciones por colocar o enviar médicos para resarcir la falta de estos y atenciones a los habitantes, quienes son los más afectados ya que vienen de los diferentes municipios de esta Sierra del Totonacapan, hacen un esfuerzo económico y moral por llegar al nosocomio, pero son canalizados al Hospital Civil de Papantla o en su caso al Hospital Regional de Poza Rica.

Por su parte, en entrevista Joaquín Edmundo Saavedra Ramírez director del Hospital del Totonacapan, señaló que la Secretaría de Salud sufre de deficiencia de personal y materiales, además de que se encuentran en un diagnóstico para analizar la situación y estrategias a tomar con la entrada del nuevo gobierno.

Afirmó que al gobernador se hizo saber la falta de personal ante la demanda de pacientes, ya que atienden a ocho municipios, principalmente puntualizó la falta de un médico ginecólogo, el cual presenta una mayor demanda por las mujeres embarazadas, aunque hay uno, este no se da abasto para atender a todas las mujeres en su turno.

Además se necesitan médicos generales, los cuales son muy indispensables para las consultas, a pesar de que sí hay, el tiempo de espera es muy prolongado para todos los que acuden solo a una consulta.

Otro de los factores de suma importancia es la farmacia del hospital, la cual presenta una fuerte carencia de medicamento, tal hecho obliga a muchos habitantes a comprar medicina por un precio considerable, pues la mayoría son de escasos recursos.

Ante la adversa situación, se espera que el Gobierno del Estado tome cartas en el asunto para que los habitantes de esta Sierra sean beneficiados con atenciones de calidad y en el hospital que les corresponde.

Comments

comments