El traslado del “Licenciado”

El Gobierno de México entregó esta mañana en extradición a Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, quien fuera operador deJoaquín “El Chapo” Guzmán, para que sea juzgado en una Corte Federal de Virginia por lavado de dinero y distribución de cocaína.

De acuerdo con autoridades federales, el presunto operador del Cártel de Sinaloafue trasladado esta mañana del Penal Federal de Ciudad Juárez al aeropuerto de la urbe fronteriza, para entregarlo a agentes estadounidenses.

El capo fue detenido el 2 de mayo del 2017 en un edificio de la Colonia Anzures, en la Ciudad de México, y desde entonces manifestó a la PGR que para garantizar su integridad, prefería allanarse a la solicitud de extradición estadounidense.

Es decir, que no iba a litigar contra su entrega, porque su objetivo era que lo trasladaran lo antes posible a la Unión Americana.

López Núñez fue un incondicional de “El Chapo”, a quien incluso ayudó a fugarse del Penal de Occidente, en Jalisco, el 19 de enero de 2001. En ese entonces, “El Licenciado” era un funcionario del sistema penitenciario y antes había sido agente del Ministerio Público en Sinaloa.

Tras la fuga, se unió al capo sinaloense en diversas operaciones ilegales y, según autoridades federales, se involucró en la importación de cocaína a gran escala desde Sudamérica.

Todo cambió cuando “El Chapo” fue extraditado el 19 de enero de 2017, momento en que los hijos del capo aparentemente entraron en una disputa con “El Licenciado”.

En agosto de 2018 Jesús Alfredo e Iván Guzmán Salazar, los hijos de “El Chapo”, fueron secuestrados en un restaurante de Puerto Vallarta, Jalisco. Unos días más tarde los liberaron en condiciones que hasta ahora no son precisas.

El plagio fue atribuido a López Núñez, sin embargo, él rechazó ante la PGR ser el responsable y señaló al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Sin embargo, las autoridades también informaron que “El Licenciado” desde unos meses antes había sostenido reuniones con Rubén o Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder del CJNG, con el propósito de buscar una alianza para enfrentar al Cártel de Sinaloa.

Lo que desde un principio dijo a la PGR es que estaba dispuesto a no litigar contra la extradición, ya que le urgía que lo llevaran a Estados Unidos. Temía que lo asesinaran en una cárcel mexicana.

El 22 de enero pasado se autorizó su extradición, pero fue apenas este viernes cuando se concretó su traslado.

El 27 de julio de 2017, su hijo Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”, se entregó a la justicia estadounidense y decidió colaborar con la DEA aportando información de otros miembros de la organización criminal.

DEBATE

 

Comments

comments