El polémico requisito para ser policía en Brasil

Sao Paulo.- “No demostrar interés en historias románticas y de amor” o “no emocionarse fácilmente”, son algunos de los requisitos que ha incluido la Policíabrasileña en su pliego de condiciones para un polémico concurso en el estado de Paraná en el que se valora la “masculinidad” de los candidatos.

El criterio, uno de los 67 que se evalúan en el examen psicológico para las plazas de cadete ofertadas por la Policía Militarizada de Paraná (sur), ha levantado revuelo en el país.

BRAZIL OUT-NAO PUBLICAR NO BRASIL

A las pruebas de acceso para los 16 puestos ofrecidos por la institución se pueden inscribir desde este lunes hombres y mujeres de hasta un máximo 30 años de edad, quienes tendrán que aprobar un examen de “adecuación psicológica” para el cargo.

En él, de acuerdo con las condiciones publicadas, al aspirante se le evaluará su “masculinidad”, la cual se define como “la capacidad del individuo para no impresionarse con escenas violentas, soportar vulgaridades, no emocionarse fácilmente, ni tampoco demostrar interés en historias románticas y de amor”.

“No es normal, el estado de Paraná es el quinto con mayor número de feminicidios. Es un estado conservador y no podemos admitir este tipo de conducta porque va en contra de la Constitución”, señaló a EFE Toni Reis, director de Grupo Dignidad, una organización brasileña que lucha por los derechos LGTBI.

En su opinión, esa búsqueda de una supuesta “masculinidad” es una criterio que refleja el “machismo institucionalizado en Brasil”.

“Lo que queremos es que sea un policía firme y puede ser firme pero puede tener sentimientos, no podemos tener un policía psicópata o un robot”, señaló y añadió que han acudido a la Fiscalía para que se posicione públicamente sobre el asunto.

La Policía Militarizada de Paraná subrayó en una nota que “no tolera comportamientos y posiciones discriminatorias de ninguna naturaleza” y que todos los test que aplican “son instrumentos aprobados por el Consejo Federal de Psicología”, que hasta el momento no se ha pronunciado.

También manifestó que la expresión “masculinidad” ha generado una “interpretación equivocada para algunos sectores de la sociedad” y aseveró que el objetivo del test psicológico es “evaluar la estabilidad emocional y la capacidad de enfrentamiento”, “aspectos” que, a su juicio, son “extremadamente necesarios para el día a día de la actividad”.

Asimismo, recordó que el mismo examen, que se emplea desde 2013, “es común en otras instituciones de seguridad pública, e incluso en empresas privadas”, que desean evaluar la capacidad del candidato para no “impresionarse con escenas violentas, vulgares y hostiles”.

En una segunda nota, la Policía informó que entró en contacto con el coautor del test, el doctor Flávio Rodrigues Costa, quien apuntó que el instrumento es válido y que no “tiene connotación de diferenciación de género, sexo o cualquier forma de discriminación”.

Sin embargo, para el presidente en Paraná de la influyente Orden (colegio) de los Abogados de Brasil (OAB), José Augusto Araújo, el concurso prevé “situaciones inusuales” desde el momento en el que se premian aspectos “subjetivos”, lo que podría ser “ilegal” e inconstitucional”.

Es un absurdo, es una situación inimaginable en un ambiente que se desea que sea absolutamente democrático, apostilló en declaraciones a Efe.

La Policía apuntó en el segundo comunicado que “está promoviendo el ajuste del término” masculinidad para que sea substituido por el de “enfrentamiento”.

Uno no puede exigir a las mujeres ser masculinas o exigir a los hombres que no sean femeninos, sentenció Reis.

Esta polémica se une a otra de semanas atrás en la que un policía militarizado de Sao Paulo fue amenazado de muerte por sus propios colegas y pidió una baja temporal después de que se filtrara un vídeo en el que aparecía con el uniforme besando en la boca a otro hombre.

En Brasil los asesinatos contra el colectivo LGTBI crecieron un 30 % en 2017 frente al año anterior hasta sumar 445, lo que arroja una media de un homicidio de corte homofóbico cada 19 horas, según datos de la organización Grupo Gay de Bahía.

 

Debate

Comments

comments