El misterioso esqueleto de 500 años con las botas casi intactas encontrado en Londres

Un par de botas duraderas es imprescindible en el guardarropa de invierno de cualquier persona, y un equipo de arqueólogos ha encontrado un par atemporal en un lugar muy improbable.

El esqueleto de un hombre, de hace cerca 500 años, fue descubierto boca abajo en el lodo del río Támesis en Londres, con su calzado de cuero hasta la altura de los muslos casi intacto.

El descubrimiento fue realizado en Bermondsey, al sur de Londres, por arqueólogos que trabajaron en el nuevo super sewer de Londres, un túnel de 5.400 millones de dólares que capturará, almacenará y transferirá aguas residuales sin tratar y agua lluvia, que actualmente se desbordan en el río. El misterio del resistente calzado del hombre ha llevado al equipo a investigar más a fondo.

El cuero era un artículo caro en la época de los Tudor, y es poco probable que alguien fuera enterrado con un artículo tan preciado, según MOLA Headland, la firma que dirige el proyecto, lo que significa que la muerte del hombre probablemente fue prematura.

Pero la compañía señala que los bancos del Támesis eran un lugar peligroso a fines del siglo XV y principios del XVI, periodo de tiempo en el que ha sido fechado el esqueleto.

Pudo haber sido “un pescador, un mudlark –personas que buscaban objetos de valor en las orillas de los ríos– o tal vez un marinero”, especularon los arqueólogos.

“Al estudiar las botas, hemos podido obtener una visión fascinante de la vida cotidiana de un hombre que vivió hace unos 500 años”, dijo Beth Richardson, especialista de hallazgos en MOLA Headland.

“Nos han ayudado a comprender mejor cómo se pudo haber ganado la vida en condiciones peligrosas y difíciles, pero también cómo pudo haber muerto. Ha sido un privilegio poder estudiar algo tan raro y tan personal”, agregó Richardson.

Las botas fueron construidas con suelas adicionales y rellenas de musgo o un material similar para ayudarlas a durar en terrenos difíciles, según los expertos en conservación de la firma.

La investigación de los huesos del hombre también ha proporcionado más pistas sobre el misterio.

Es probable que haya muerto con menos de 35 años y que tuviera grietas profundas en los dientes probablemente causadas “por una acción repetitiva, como pasar una cuerda entre los dientes como lo haría un pescador”, según la compañía.

CNNESPAÑOL

Comments

comments