El Caimán para los Mexicas | La Opinión de Poza Rica

El Caimán para los Mexicas

Una de las más grandes enseñanzas, heredadas por las antiguas culturas prehispánicas, es desde luego la atribución de “divinidad” a diversos planos de la realidad, como es el caso del reino animal. Como bien se sabe, los antiguos –y especialmente los memexic, con su alta religiosidad–, celebraban tanto a los 5 elementos como a una serie de animales que en suma se consideraban divinos. El zoológico de Moctezuma, que aguardaba grandes cantidades de especies, es un ejemplo de lo afirmado.

En este lugar era donde claramente se podía observar la distinción entre animales con calidad de divinidad y el resto, que no por eso valían menos, de hecho cada uno de estos seres poseía ciertas leyendas/metáforas entre la que destaca particularmente la atribuida al caimca.

El Caimán, según estudios arqueozoológicos de Erika Lucero Robles (quien se encuentra desde hace un par de años analizando las colecciones de fauna halladas en las excavaciones del Templo Mayor), fue un animal exótico en Tenochtitlán. Traídos desde el Golfo de México hacía el imperio mexica, estos reptiles semiacuáticos eran traídos desde las costas enjaulados cuando no muertos y preparados por un lado, para ofrendar sus huesos en el Templo Mayor y por otro, para alimentarse de su carne.

TÚÚL

Comments

comments