Ecos del Estadio de Azul y Grana

El nombre de Luis Carlos de Oliveira Preto, mejor conocido como Pintado, quedará para siempre en la historia del Estadio Azul, pues fue el jugador que anotó el primer gol para Cruz Azul en dicho inmueble, el exjugador de origen brasileño tiene guardado con gran cariño aquella anotación que contribuyó a la victoria del conjunto celeste ante los Toros Neza en el Invierno 96.

Para mí, el primer partido que jugamos contra Toros Neza fue muy especial, porque veníamos del Estadio Azteca y cuando vamos al Azul, el poder ganar el partido y el poder anotar un gol fue algo especial, porque había esperanza de todos. Ese primer gol cuando nos fuimos a jugar al Estadio Azul me deja un pedazo de historia de un gran club como lo es Cruz Azul”, explicó Pintado.

El exjugador cementero también recuerda que en la época que le tocó defender la camiseta azul le tocó estar rodeado de grandes compañeros, entre ellos Carlos Hermosillo, que hicieron de aquel conjunto uno de los más respetados de nuestro futbol.

El haber jugado en un equipo de mucha historia como Cruz Azul, en un momento muy especial, en ese equipo no éramos jugadores que apenas habíamos llegado a Cruz Azul, éramos hombres que teníamos orgullo de vestir la playera de una institución así. En lo personal el poder compartir equipo con Carlos Hermosillo, Julio Zamora, Norberto Scoponi, con los jóvenes que se encontraban ahí, siempre fue una alegría, gente muy calificada y comprometida con una playera y un gran equipo”, declaró.

Respecto a la mudanza que hará Cruz Azul al Estadio Azteca, de Oliveira reconoció que es un inmueble con mucha historia y que para él como brasileño tiene un significado especial.

El Azteca es un estadio mundialista, un estadio que para nosotros los brasileños tiene un sentimiento muy bonito. Pudimos ver a Pelé, Gerson, Rivelino, gente de mucha historia en el futbol brasileño y creo que el estadio ha tenido partidos muy memorables”afirmó.

Pese a que nunca pudo conquistar un título de liga con la escuadra de La Máquina, Pintado aceptó estar satisfecho por la Copa que consiguió como jugador y la Concachampions en su faceta como auxiliar técnico.

La verdad yo tengo siempre muy buenos recuerdos de Cruz Azul, creo que los goles son algo muy especial porque siempre entregué lo mejor que pude al equipo, mi anhelo y mi sueño era conquistar algo grande y una Copa México como jugador fue algo interesante y una Concachampions como auxiliar de Luis Fernando Tena para jugar un Mundial de Clubes, fueron logros que me dejaron muy contento”, expresó.

Por último, el ahora técnico del Sao Caetano aseguró que con su experiencia como entrenador le gustaría regresar en algún momento a nuestro país.

Claro, el regresar a México para mí es un sueño, tengo la fortuna de tener ahí amigos, conocí gente importante y gran país que me ha tratado con mucho respeto, con mucho cariño, tengo mucha alegría por el futbol mexicano y por haber trabajado en Cruz Azul y León, ojalá pueda regresar a México a trabajar en ese futbol que se ha desarrollado mucho y que ha ofrecido muchas cosas a los extranjeros que han estado ahí”, finalizó el brasileño.

Manuel Negrete ha sido uno de los pocos privilegiados en poder alzar un título de campeón en el Estadio Azul, esto se dio en la Universiada de 1979, organizada en nuestro país y en la que la Selección Mexicana se impuso a la de Uruguay en la final disputada en el entonces Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, el exjugador mexicano recordó aquella hazaña de la única escuadra que ha jugado en calidad de local en dicho inmueble y ha podido coronarse.

Es un gran recuerdo, fue antes de jugar en la Primera División y tuve la oportunidad de salir campeón con el equipo mexicano y esa medalla de oro que nos llevamos en el Estadio Azul realmente fue emocionante, el campo no estaba en las mejores condicione porque estaba lloviendo mucho, pero es un estadio donde se siente el animo de la gente, es muy cálido cuando eres local”, declaró.

Negrete recuerda que la gente se dio cita en el estadio, pese a no ser un encuentro de equipos profesionales, además que la selección de nuestro país estuvo conformada por varios jugadores que después destacaron en la Primera División.

La gente estaba muy contenta, por supuesto ilusionada, a pesar de ser a nivel universitario, fue mucha gente y al final contentos con esa medalla de oro, jugamos muchos que después estuvimos en el profesionalismo, como Javier Aguirre, Olaf Heredia, Gustavo Vargas, la mayoría jugamos en el profesionalismo, después de ese gran papel”, afirmó.

Ya jugando como profesional, el exmediocampista tuvo la oportunidad de jugar con el Atlante en el Estadio Azulgrana, sin embargo, en la temporada 92-93 cuando fueron campeones, la final no la disputaron en dicho inmueble.

También tuve la oportunidad de salir campeón con el Atlante en la temporada 92-93, entrenábamos y jugábamos ahí, en ese estadio antes llamado Azulgrana, la final por cuestiones de logística la jugamos en el Estadio Azteca, pero nuestra cancha era el Azulgrana”, explicó.

Por último, aceptó que le causará tristeza la desaparición del Estadio Azul, pues lo considera uno de los estadios históricos de nuestro futbol.

La verdad vamos a estar tristes porque es un estadio que inició al futbol profesional, un estadio que tuvo muchos eventos importantes y que finalmente la gente del deporte lo va a lamentar, porque ahora habrá centros comerciales y no un estadio histórico”, finalizó.

El primer título atlantista

El Atlante festejó el primer título en su historia, por una situación fortuita, en el ahora conocido estadio Azul.

86juegos de pintado en Cruz Azul

Era la temporada 1946-47. El conjunto azulgrana, líder de ese torneo, aún jugaba en el Parque Asturias, pero ante un juego vital contra el Veracruz, segundo lugar en la tabla, la Federación Mexicana de Futbol decidió que se jugara en el Olímpico de la Ciudad de los Deportes, con capacidad para 40 mil personas y el primer estadio con tribunas de concreto.

15goles marcó con la máquina. Subcampeón en el ‘95

Atlante se impuso en ese histórico partido en el que estuvieron frente a frente Horacio Casarín y Luis Pirata Fuente. Pero aún quedaba el León, que al llegar a la penúltima jornada le pisaba los talones. El juego estaba programado en León, pero se trasladó a la Ciudad de México por una campaña de las autoridades contra la fiebre aftosa.Atlante aguantó el 0-0 y con eso tuvo para ser campeón el 1 de junio de 1947.

ADRENALINA

Comments

comments