E.U.A. recibe al último grupo de la caravana migrante que pide asilo

San Diego, Estados Unidos.- El último grupo de los más de 200 inmigrantes que llegaron esta semana a la frontera para extender una petición de asilo se entregó hoy a las autoridades estadounidenses, informaron los activistas que los acompañan.

Los organizadores de la caravana recibieron la información de que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU recibirían en el transcurso de hoy al grupo restante, compuesto por más de 70 centroamericanos, en su mayoría provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

La cifra completaría el total de 228 inmigrantes que en el último mes hicieron el trayecto desde la frontera sur de México hasta el puerto de entrada de San Ysidro, en el sur de California.

A su vez, un centenar de personas que viajaron hasta este lugar con la caravana optó por quedarse en algún albergue para migrantes en México, en donde analizarán sus futuras opciones y que incluye el presentarse en el puerto internacional para una petición de refugio.

Miembros del grupo Pueblo Sin Fronteras prevén que en las próximas horas desaparezca el campamento que levantaron algunos de los integrantes de esta caravana a las afueras del cruce peatonal entre Tijuana (México) y San Diego (California) y en el que pernoctaron los últimos cinco días.

De esta manera, a los miembros de la caravana, que alegan huir de la violencia que azota sus países, les resta esperar respuesta a sus respectivas solicitudes de refugio, un trámite que puede extenderse semanas o en algunos casos meses y cuya palabra final recae en un juez de inmigración.

Si un oficial en la garita estima que la solicitud procede y, por ende, el caso pasa a una corte de inmigración, el migrante sería trasladado a un centro de detención, ya sea en el sur de California o en otros estados, y en algunos casos se podría conceder una libertad condicional con un grillete electrónico.

CBP aún no ha informado sobre el número de solicitudes en las que han encontrado una “amenaza creíble” a la integridad física de los solicitantes, premisa que abre la posibilidad de recibir asilo, desde que empezaron a procesar a los grupos de personas el pasado lunes.

Sin embargo, estadísticas del Departamento de Justicia reflejan que el número de solicitudes que se aprueban cada año es mínimo. En el año fiscal 2016, es decir entre octubre de 2015 y septiembre de 2016, las autoridades estadounidenses recibieron 65.218 peticiones, de las cuales, se concedieron 8.726 de ellas.

La caravana atrajo la atención del presidente de EU, Donald Trump, quien ha insinuado que buscará reformas a las leyes migratorias para dificultar que personas indocumentadas soliciten asilo político.

24 Horas

Comments

comments