Dinero extra para gastos escolares, infórmese antes de pedir

Cerca de 26 millones de alumnos regresarán a clases el próximo 21 de agosto. Durante esta temporada, según los expertos, los costos de útiles escolares, uniformes, cómputo y electrónica suben entre 10 y 40% debido a esto, los padres de familia se ven obligados a buscar una forma de liquidez para afrontar estos gastos.

“Según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 50% de las familias mexicanas destina entre 5 y 10% a la educación, por eso durante esta temporada escolar se registra mayor desembolso y modifica la distribución de lo que gastan las familias”, refirió Alejandro Sánchez, gerente de Franquicias y Mercadotecnia de Prendamex.

En el mercado actualmente se encuentran diferentes formas de obtener un monto extra para estos gastos, existen las tarjetas de crédito, los créditos personales o de nómina y las casas de empeño.

Esta última es una opción completa debido a que no solamente puede ir a solicitar un préstamo por su prenda, sino que también podrá adquirir artículos electrónicos como computadoras o tabletas que son herramientas para los alumnos a precios accesibles.

 

Recomendaciones para el crédito

La Condusef indicó que si desea ocupar sus tarjetas debe comparar cuál de éstas es la que tiene un menor Costo Anual Total (CAT). Recordó que existen instituciones que cobran 17.9% hasta 99.7%; esto depende de cada banco.

Precaución en préstamos exprés

Tome muy en cuenta que ante la urgencia de obtener efectivo, no siempre la opción más rápida en cuanto a obtener recursos es la que más le conviene.

“Generalmente, estas empresas operan como gestoras ante alguna institución financiera y ofrecen créditos de hasta 5 millones de pesos, sin aval ni requisitos. Sin embargo, en su mayoría, solicitan al usuario que deposite algún porcentaje del monto solicitado para que el préstamo sea autorizado o bien, para sufragar los gastos de administración y gestoría, sin llegar a su entrega final”.

Recordó que estas empresas no están debidamente registradas ante el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros, por lo cual no están constituidas como instituciones financieras.

 

EL ECONOMISTA

Comments

comments