Diego Luna, la nostalgia del adiós

En el camerino de Diego Luna se respira la nostalgia. En cuestión de días, el actor guardará los objetos perso­nales y los regalos de sus fans que adornaron el lugar duran­te casi siete meses, para bus­carles un nuevo hogar y una nueva familia.

“Despedirse de una obra de teatro se siente horrible, porque es decirle adiós a tu familia.

“La obra lleva una vida in­creíble, le ha ido espectacular, no solamente en términos de público, sino también sobre el escenario, donde nos siguen pasando cosas divertidísimas, pero sin duda ya es el mo­mento de decirle adiós”, co­menta el actor con una mezcla de satisfacción y tristeza.

La espontaneidad a la que se refiere el protagonista de Rogue One: una historia de Star Wars Y tu mamá tam­bién, es el resultado de la di­námica propuesta por James Graham en la segunda parte de la puesta en escena dirigi­da por Francisco Franco, don­de el público se convierte en copartícipe del montaje.

“La obra es distinta todas las noches por la interacción que hay con el público y eso la hace única, la convierte en un auténtico laboratorio en el que todo el tiempo estamos probando cosas nuevas”, de­talla el también productor del montaje.

“Va a ser muy duro desper­tar para desayunar y que tu fa­milia ya esté ahí, pero de eso se trata mi vida.”

Aunque en esta ocasión, Diego Luna Alexander parti­cipa en otro proyecto que ha servido de transición al adiós de Privacidad. Se trata de la cuarta temporada de la serie Narcos, de Netflix, en la que interpreta al narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, considerado el primer capo en traficar cocaína a Estados Unidos.

“La serie la filmo de lunes a jueves, mientras que el vier­nes, sábado y domingo hago teatro y veo a mis hijos.

“Estoy contento. También estoy cansado la verdad, por­que en las series es como ha­cer cinco películas, porque son diez capítulos de una hora de duración.

“Pero es padrísimo porque como personaje te permite muchas cosas, pero en térmi­nos de trabajo es brutal.”

En diciembre del año pa­sado, Netflix anunció que Luna y Michael Peña prota­gonizarían la nueva tempo­rada de la serie creada por el brasileño José Padilha, lo que desató una polémica en las redes sociales que cuestiona­ron la decisión de Luna al in­volucrarse en un proyecto que tiene como tema central a los narcotraficantes.

— ¿Te afectó que te criticaran por las decisiones en tu traba­jo?, se le pregunta.

“La gente que me atacó es la que me relaciona con el movimiento de AMLO, en una época en la que yo esta­ba siendo lo más crítico a ese movimiento.

“Pero más allá de eso, era una época en la que estaba apoyando muchísimo al co­lectivo Seguridad sin Guerra, que criticaba profundamente la Ley de Seguridad Interior, y para desvirtuar este colec­tivo, esas ideas y esa presión, dijeron que ¡cómo uno de sus voceros se involucraba con lo que llamaron ‘la apología del narco’.

“No es lo mismo la teleno­vela que habrá estado viendo el que me crticó a lo que esta­mos haciendo nosotros.

“Te puede gustar o no, pero lo tienes que decidir cuando salga. Lo que se diga antes, son ganas de chingar”, indicó Luna, quien afirmó que lejos de afectarle, los señalamien­tos lo “reencausaron”.

“Me prendí mucho más. Me clavé aún más. Hoy lo más fá­cil es desinformar, confundir y desvirtuar el trabajo de los de­más. Lo más sencillo es deses­tabilizar”, precisó Luna a unos minutos de salir al escenario del teatro para provocar la reflexión a través de las risas de la obra de teatro en la que también actúan Martín Alto­maro y Mauricio Isaac.

Sobre el personaje de Mi­guel Ángel Félix Gallardo, agregó que se trata de uno de los más difíciles de su carre­ra, pero sobre todo, uno de los que menos se parece.

“Es un personaje comple­jísimo, pero sobre todo ajeno a mí. Por eso lo que he esta­do buscando son esas cosas con las que puedo conectar, porque el actor no puede juz­gar a su personaje. Tienes que encontrar sus motivaciones, entenderlas e interpretarlas”, finalizó el intérprete.

Comments

comments