Desvía recursos para comprar candidaturas

Considerado uno de los alcaldes más corruptos que ha tenido que sufrir el pueblo papanteco, Marcos Romero Sánchez ha dejado de lado sus funciones como titular de la actual administración municipal y se instala en promotor de la candidatura de su sobrino Mariano Romero González, por la alianza PAN-PRD.

Temeroso de que el pueblo papanteco vote por algún candidato que compruebe el saqueo de las arcas municipales de la que ha hecho gala el nativo de Cerro Blanco, a este se le ocurrió invertir millonarias sumas de dinero, obviamente, con cargo a la Tesorería Municipal, en la “compra” de candidaturas y dirigencias locales del PES, PRI, PVEM y MORENA.

Así, no importa si la pavimentación de calles es de mala calidad, si no se construyen aulas o los caminos a comunidades están devastados; el alcalde intenta garantizarse impunidad y para ello desvía recursos públicos y compra candidaturas en partidos políticos para tener contrincantes a modo, que garanticen el triunfo de su sobrino Mariano Romero o su hermano, Ricardo Romero Sánchez.

Por CARLOS HASCHMED NAVA

Comments

comments