Se desploma domo de Secundaria Técnica en Tuxpan

Tuxpan, Ver.- El desplome del domo de la Escuela Secundaria Técnica 76 puso en evidencia fallas de diseño y en la construcción de esta estructura. También salió a relucir que inflaron los costos de la obra, que se uso material de mala calidad y que además, el gobierno municipal, el ORFIS  y el gobierno federal, tenían conocimiento de este y varios fraudes con proyectos similares.

El domo no soportó una carga de viento, presiones y succiones, que generaron rachas del norte y noreste de poco más de 90 kilómetros por hora. El colapso del domo ocurrió entre las 05:30 y 06:00 horas, pero si el mal tiempo hubiera golpeado una hora después el techo habría caído sobre decenas de estudiantes.

Un análisis preliminar ha permitido establecer que el techo carecía de un anclaje o sistema de sujeción a las columnas de hormigón. El constructor solo posó el techo en las columnas, pensando que se mantendría en su lugar por su propio peso. Se le olvidó que el viento ejerce carga y más, en un lugar de nortes de más de 110 km/h.

Las columnas de hormigón también mostraron debilidad por usar varilla que no era la adecuada.
Por este domo, el gobierno municipal, con recursos de CFE, pagó 1 millón 126 mil pesos, cuando el costo real fluctuaba entre los 600 y 800 mil pesos. Otros domos, como el del CETMAR, CETIS, Conalep y  Pedagógico,  también fueron inflados en sus costos y algunos, como el de Alto Lucero,  los dejaron a medias, para robarse parte del presupuesto.

25 MILLONES BAJO SOSPECHA

Los proyectos de construcción de domos escolares cobraron auge durante el 2012, siendo alcalde Alberto Silva Ramos. El financiamiento provenía de un donativo de poco más de 25 millones de pesos, de Comisión Federal de Electricidad.

Además del techado, también se contemplaba la construcción de baños, cercas perimetrales e infraestructura complementaria. Como ya se dijo, no todas las obras fueron terminadas, a pesar de que el dinero llegó completo al ayuntamiento de Tuxpan.

En el caso del domo del ejido Alto Lucero se autorizó una inversión de 900 mil pesos y el contrato DGOPDUCM-2012195842-CFE-IR-065-C100 fue asignado a la compañía RCO Design & Buildings Arq. Rubén Cordero Olivares.  Al contratista se le dio un anticipo del 45%, pero después ya no le pagaron ni la primera estimación. La obra quedó a medias y se concluyó con recursos externos.

Los representantes del patronato de obra,  Octavio Antonio Santes y Norma Cruz, denunciaron las irregularidades y el propio ORFIS quedó enterado que el proyecto no se concluyó, pero nunca actuaron contra Alberto Silva y demás funcionarios involucrados, entre ellos Humberto Benítez Pérez.

El constructor denunció estos actos de corrupción y desvío de recursos federales ante el superintendente de CFE (CTPALM), Guillermo Castillo Miranda; ante  el administrador general (CTPALM), Jorge Aguilar Zamudio y la comisión de Hacienda del ayuntamiento, pero todos incurrieron en encubrimiento. También están involucrados los supervisores de obra de CFE.

EL PERITAJE DEL DOMO

Tras el desplome del domo de la Secundaria Técnica 76 se notificó a la SEV y a la aseguradora. En esta semana los peritos harán una evaluación del siniestro y emitirán un dictamen. En caso de que se compruebe que el techo se cayó por fallas de construcción, la aseguradora podría negarse a cubrir los daños.

Sin embargo, la institución educativa estaría en su derecho de presentar una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública y la Contraloría Interna de CFE, por las fallas antes citadas, y sin duda se iniciarían procedimientos administrativos y penales contra todos los funcionarios de CFE que no cumplieron con su deber legal.

Peritos de la aseguradora de la Secretaría de Educación de Veracruz se encargarán de emitir un dictamen oficial que será fundamental en la reclamación de reparación del daño o indemnización. Pero en caso de que se confirme una falla de construcción, deterioro o falta de mantenimiento, la aseguradora podría negarse a cubrir los daños.

Comments

comments