Despilfarro millonario

La enorme inversión en la planta de tratamiento de aguas residuales, que asciende a más de 116 millones de pesos, fue dilapidada por gobierno del estado en costosos equipos que no han cumplido la función de evitar que los desechos sean vertidos a los cuerpos de agua de manera directa.

En el sitio, solo hay dinero tirado a la basura en tanques precargados para sistemas hidroneumáticos que serían utilizados en el sistema de bombeo, ahora cubiertos de maleza al igual que gran parte del equipo para la sedimentación, filtración y cribado de los residuos.

En abril de 2014 la empresa Control de Erosión S.A realizó la interconexión de los conductos de propropileno del colector de aguas residuales a la planta de tratamiento, pero jamás fueron puestos en funcionamiento.

Desde junio de 2015 se llevó a cabo la última evaluación de las instalaciones, sin embargo no hubo más detalles al respecto y hasta el momento autoridades municipales no han recibido información por parte de CAEV o de la Conagua sobre el estado actual en que se encuentran.

Por PAULO RUIZ VARGAS
Foto: Miguel Rivera Salinas

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña