Desde Di Stefano hasta Bale; las figuras que no jugaron un Mundial

El futbol no está exento de paradojas y a lo largo de su historia han sido muchas de sus estrellas quienes por uno u otro motivo no disputaron un Mundial.

Figuras como Alfredo di Stefano, Ladislao Kubala, Arsenio Erico, Alberto Spencer, George Best, George Weah, Jari Litmanen, Ryan Giggs, Bernd Schuster, Eric Cantona y más recientemente, Gareth Bale, son algunos de ellos.

A pesar de que fue la figura en la última Final de Champions, Bale difícilmente jugará una Copa del Mundo por ser galés, cuya Selección solo ha jugado un Mundial, en 1958.

Esa misma situación la vivió su compatriota Ryan Giggs o el goleador George Best pero con Irlanda del Norte, así como el liberiano George Weah, el único africano en ganar el Balón de Oro.

Además, el finlandés Jari Litmanen fue figura del Ajax en los 90 pero su carrera no llegó a más que eso, igual que Eric Cantona, leyenda del Manchester United que fue cortado de la nómina final de Francia para Italia 1990 y que tampoco pudo ir al del 94 porque Les Bleus no clasificaron. Peor aún, se despidió de su Selección en el 97, un año antes de que su país fuera sede del Mundial.

Las diferencias de Schuster, el multicamisetas Di Stefano

El alemán Bernd Schuster, mediocampista que jugó en el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madridentre los 80 y 90 tampoco pudo jugar un Mundial porque a los 24 años se desvinculó por decisión propia de la Selección, luego de que tuviera problemas con los dirigentes, tras ausentarse de un partido importante por el nacimiento de su hija.

Alfredo di Stefano, argentino de nacimiento y considerado uno de los mejores jugadores en la historia porla FIFA, no pudo llegar a un Mundial pese a jugar para tres selecciones diferentes. Con Argentina no jugó el Mundial de Brasil 1950 porque su país no participó por diferencias políticas, en tanto que para el Mundial de Suiza 1954, ya se había naturalizado colombiano, pero para ese torneo, Colombia no pudo clasificar. Finalmente, para Chile 1962 y ya jugando como español, una lesión lo marginó del certamen.

El húngaro Ladislao Kubala fue de historia similar, porque tampoco pudo jugar un Mundial con tres países diferentes. Además de su país natal, también jugó para Checoslovaquia y España, pero sin tener éxito. Solo como entrenador y dirigiendo a los ibéricos pudo estar en Argentina 78’.

MEDIOTIEMPO

 

Comments

comments