Descubren los restos de una bruja egipcia de 25 años

En el año 2014, se descubrieron en el yacimiento egipcio de Deir El-Madina, cerca del Valle de los Reyes de Egipto, unos restos humanos peculiares. Se trató de un torso femenino (sin rastro de la cabeza ni de las extremidades), completamente tatuado. Ahora, cuatro años después, la Supreme Council of Antiquities de Egipto hizo públicos los resultados de los estudios del torso momificado, los cuales fueron de una mujer que posiblemente era considerada “bruja”.

El cuerpo está cubierto con alrededor de 30 tatuajes antiguos. Los científicos creen que la momia de Deir el Medina vivió en algún momento entre mil 300 y mil 70 a.C. y que tenía 25 cuando murió.

Una posible bruja o sacerdotisa
El resultado de la investigación comunicó que se trata de una mujer a la que se le atribuían poderes mágicos, tal vez una sacerdotisa o una bruja. Los tatuajes de su cuerpo representan imágenes de animales, incluidas vacas y babuinos. Pero también numerosas muestras de ojos (los llamados ojos de Horus).

Por su parte, Mustafa el Waziri, secretaria general del Consejo Supremo de Antigüedades, anunció que estos tatuajes muestran que la momia “pertenece a una mujer que disfrutó de un importante estatus religioso a lo largo de su vida”.

Los ojos en el cuello, hombros y espalda, posiblemente fueron símbolos para proyectar contra el mal. Las vacas están asociadas con la diosa Hathor, que era una deidad prominente en el antiguo Egipto.

La bioarqueóloga Anne Austin de la Universidad de Stanford en California comentó para el artículo publicado en la revista Nature:

“LOS QUE SE ENCUENTRAN HASTA AHORA EN OTRAS MOMIAS DEL ANTIGUO EGIPTO PRESENTAN GARABATOS SIMPLES COMO PUNTOS O LÍNEAS PEQUEÑAS, PERO NUNCA ESCENAS O FIGURAS COMO LAS QUE ENCONTRAMOS AQUÍ”.

Su cuerpo fue encontrado hace cuatro años por investigadores del Instituto Francés de Arqueología Oriental (IFAO), que tiene su sede en El Cairo.

La Dr. Austin descubrió los tatuajes en la momia mediante el uso de iluminación infrarroja y un sensor infrarrojo. Parte de la piel de la momia estaba tan oscurecida por la momificación que los tatuajes no eran visibles para el ojo humano.

A principios del 2018, los primeros tatuajes figurativos del mundo fueron descubiertos en momias egipcias de cinco mil años de edad en el Museo Británico. Los tatuajes son de un toro salvaje y una oveja Barbary en la parte superior del brazo de una momia masculina.

Los tatuajes más antiguos conocidos en el mundo fueron descubiertos en Ötzi the Iceman, que datan de casi el mismo tiempo, pero son puramente geométricos.

Muy Interesante

Comments

comments