¡Descubren en México un centro ceremonial de 2 mil 300 años!

Especialistas del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, dieron a conocer el hallazgo de una cueva denominada “Múusench’een”, que forma parte de un antiguo asentamiento precolombino al que se le ha dado uso como sitio ceremonial desde hace unos dos mil 300 años… ¡2 mil 300 años, estamos todos locos!

A ver, cuéntenme más
Te contamos que de acuerdo a información manejada por Notimex, el antiguo asentamiento data del periodo preclásico medio-superior y está oculto entre dos antiguas ciudades mayas del oriente del estado, según lo explicó en entrevista el líder del proyecto de exploración, Víctor Castillo Borges.

Dijo que el sitio consta de tres edificios prehispánicos intactos, de los cuales dos colindan con el interior de la cueva y uno más que está exactamente arriba de la misma, además en el interior de la oquedad hay un cenote, en el cual se hallaron cinco entierros.

Los hallazgos indican que muy probablemente esos entierros corresponden a personajes importantes que ocuparon la zona en diferentes épocas, pues como se mencionó el sitio está ahí desde hace más de dos mil 300 años, subrayó el investigador. De hecho, la cueva aún cumple con la función primordial de dotar a los sacerdotes mayas, de agua “virgen” de cenote, para la realización de ceremonias rituales, tal y como se pudo comprobar durante los trabajos de rescate.

Aguas, porque el sitio puede traer ‘mal viento’
¿Cómo es eso? Resulta que los pobladores de las inmediaciones así como los usuarios de la cueva consideran que el sitio puede atraer “el mal viento”, y por ello la importancia de realizar los ritos necesarios para evitar que ese mal viento afectara a quienes entraban a la cueva y al cenote, agregó.

Explicaron, además, que la cueva está justo en medio de los sitios arqueológicos de Ebtún y Cuncunul, y de hecho los vestigios de los edificios que rodean de esa cueva son muy similares a los que se encuentran en Ebtún y Cuncunul. El sitio fue descubierto en 2017 gracias a un recorrido arqueológico efectuado en el lugar donde se construirá un parque fotovoltaico, para el aprovechamiento comercial de energía solar.

“A pesar que ha transcurrido más de dos mil 300 años, en ningún momento se cortó su funcionalidad, pues se sigue utilizando como sitio donde se extrae el agua virgen para la realización de ceremonias”, acotó. De tal modo, que se trata de uno de los hallazgos más importantes de los últimos años, pues si bien podría no tener una importancia como sitio turístico, sí lo tiene como un sitio cultural pues como se ha insistido, durante más de dos mil años, ha sido usado como centro ceremonial, finalizó.

Cultura Colectiva

Comments

comments